Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias RSS Feed

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD






















Ozark, Missouri - Después de casi 30 años de servicio como capellán militar de las Asambleas de Dios y después de casi una década supervisando ocho sedes de Teen Challenge Internacional, EE.UU., Joseph S. Batluck Sr. se preparaba para jubilarse y dedicar el resto de su vida al trabajo voluntario en el ministerio.

Cuando la posición de presidente de Teen Challenge Internacional Misiones E.U.A., estuvo disponible, Batluck le dijo a su esposa Irene que estaba interesado. Irene, que ha sido su esposa por cuarenta y tres años, le sugirió que orara a Dios al respecto. Y Batluck finalmente se presentó como candidato para el puesto. Así fue como en agosto fue nombrado presidente de Teen Challenge.

«Como capellán del ejército, aprendí a escuchar a Dios de una manera más clara», dice Batluck. «En la vida militar la respuesta es, ¡Sí señor!, no pero que valga. Nuevamente he aprendido que, cuando se trata de Dios, debo decir ¡Sí, señor!»

Mientras se desempeñaba como pastor después de graduarse del Central Bible College de las AD en Springfield, Missouri, Batluck dice que el Señor lo llamó específicamente de la nada a convertirse en capellán militar. En 1976, fue el primer graduado del Seminario Teológico de las Asambleas de Dios en Springfield que cumplió los requisitos para la capellanía militar.

Joe y Irene criaron cuatro hijos durante catorce misiones militares, once en los Estados Unidos y tres en el extranjero. Él se jubiló del ejército como coronel.

En 2006, después de obtener su doctorado, Batluck se convirtió en director ejecutivo del Centro de Entrenamiento de Teen Challenge en Rehrersburg, Pensilvania. Batluck ayudó a desarrollar jóvenes líderes de Teen Challenge en los campus desde Nueva York a Carolina del Norte.

Como nuevo presidente de Teen Challenge Internacional, EE.UU., Batluck de 64 años de edad, tiene una gran visión para renovar la organización, fundada en 1958 por David Wilkerson.

«La fuerza de Teen Challenge es que es un ministerio con una organización flexible», dice Batluck. «La debilidad de Teen Challenge es que es un ministerio con una organización flexible».

Batluck señala, desde la oficina nacional en Ozark, Missouri, que Teen Challenge EE.UU. está compuesta de 248 centros que operan bajo ochenta y tres corporaciones independientes. Para mantener la afiliación oficial a Teen Challenge, un centro debe cumplir con requisitos de entrenamiento, personal, seguridad y los estándares de documentación cada tres años. Pero por lo demás la oficina nacional tiene poca influencia directa.

«Una cosa que sé es que Dios me está llamando para que cumpla el Salmo 133», dice Batluck. «que los hermanos habiten juntos en armonía es la primera prioridad en mi lista».

Batluck espera que líderes de ocho regiones de Teen Challenge conversen más y que compartan ideas que los edifiquen mutuamente. Quiere hacer lo mismo en el directorio de Teen Challenge, que está formado por empresarios y personas experimentadas en el ministerio orientado a quienes se recuperan de la adicción.

A nivel nacional, Teen Challenge es bien conocido en toda la fraternidad y tiene un sólido reconocimiento en los círculos del tratamiento de la adicción con una tasa de éxito sin precedentes.

«No hay nada como Teen Challenge en el mundo del tratamiento de la adicción a las drogas y el alcohol», dice Batluck. «No hay ni siquiera un segundo lugar».

Mientras que la mayoría de los programas de rehabilitación de la adicción se basan en un modelo médico, Batluck dice que la fórmula de fe de Teen Challenge, cuya meta es que la persona rinda su corazón primero, produce que todo lo demás deriva de esta sola decisión.

«Lo que hace a Teen Challenge peculiar es que es abiertamente, profundamente, y sin concesiones Cristo-céntrico», dice Batluck. «Jesús es la respuesta para la libertad de la adicción. Punto».

Generalmente, los internos en Teen Challenge permanecen un mínimo de 12 meses en un centro residencial para iniciar su camino a la restauración. La mayoría de los programas seculares están condenados al fracaso porque son demasiado cortos, dice Batluck.

«Una persona que tiene una larga historia de adicción sólo tiene una vislumbre de lo que significa estar sobrio, mientras está en un costoso programa de 30 días», dice Batluck. «Se necesita un cambio de corazón, un cambio de vida».

Otros programas a menudo cobran $ 30.000 al mes por el tratamiento. Mientras que ese es el costo de Teen Challenge por un año; los gastos son sufragados en su mayor parte por el apoyo de donantes.

«Ellos no reciben una factura que deban pagar cada mes porque la gente y las iglesias que creen en lo que hacemos, ofrendan fielmente», dice Batluck.

Sin embargo Batluck quiere traer una visibilidad fresca y un perfil más alto del ministerio a la confraternidad, las comunidades, y el sistema judicial. Señala que si bien Teen Challenge es reconocida como uno de los ministerios de las Asambleas de Dios, setenta por ciento de las congregaciones que lo apoyan son de otra denominación.

Otro de los objetivos de Batluck es que el nombre del programa refleje con más exactitud a sus destinatarios. La edad objetivo ha cambiado, junto con las razones de entrar en los programas. Además de la adicción al alcohol, los residentes de hoy podrían ser adictos a los analgésicos, la heroína, la cocaína, las metanfetaminas, o analgésicos prescriptos.

«Hay muchas más personas de 40 y 50 años que necesitan ayuda que aquellos en su adolescencia y segunda década de la vida», dice Batluck.

Como resultado, la edad promedio de los que reciben atención residencial es 37 años. En marzo, el ministerio prevé que solicitará un nuevo nombre de marca comercial, Adult & Teen Challenge.

«Esto lo hacemos por el bien del evangelio», dice Batluck, haciendo referencia a 1 Corintios 9:23.

Scott McChrystal, representante militar para los Ministerios de Capellanía de las AD, no tiene ninguna duda de que el ex capellán del Ejército es la elección acertada para el puesto.

«Joe Batluck es un hombre de gran integridad, competencia excepcional, y demostrada capacidad para conectarse con la gente», dice McChrystal, quien ha conocido Batluck por un cuarto de siglo. «Su capacidad de liderazgo, habilidades administrativas, y amplia experiencia hacen de él el líder ideal para Teen Challenge en este tiempo».



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Quiero seguir a Cristo como mi Salvador:

a.  Admite que has
     pecado.
     (1 Juan 1:8)

b.  Basa tu fe en el
     Salvador.
     (Juan 3:16)

c.  Confiesa tus pecados
     y apártate de ellos.
     (1 Juan 1:9)

Cómo seguir a Cristo

Nuestra misión

Las Asambleas de Dios está comprometida a cumplir una misión, siendo nuestra principal razón de ser:

1.  La evangelización del
     mundo

2.  La adoración a Dios
3.  El discipulado de los
     creyentes

4.  Mostrar compasión

Buscar una palabra
o un pasaje en la Biblia


BibleGateway.com