Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias RSS Feed

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Todos saben bien que el papel de las mujeres dentro de la familia, el lugar de trabajo, la política e incontables instituciones y circunstancias más ha cambiado de manera drástica en las décadas recientes. No es de sorprenderse que también esté cambiando la manera en que las mujeres se relacionan con la iglesia.

Este fenómeno es resaltado por un reporte investigativo del Grupo Barna que presenta los hallazgos de diversos estudios realizados entre 1993 y 2015. Este reporte afirma que el año pasado, cuatro de cada diez mujeres de los Estados Unidos no habían asistido a una iglesia en los últimos seis meses. Además de esto, el 46 por ciento de los adultos que no asisten a ninguna iglesia en los Estados Unidos son mujeres, lo cual es un aumento desde el 40 por ciento que había en 2003. 

¿Cuáles son las razones tras esta disminución de la asistencia de las mujeres a las iglesias? Stephanie L. Nance, de cuarenta años de edad, pastora de formación espiritual de adultos en la iglesia Chapel Springs, de Bristow, Virginia, lo atribuye en parte a una división cultural entre la mujer moderna y la iglesia moderna.

«Hemos visto un inmenso cambio cultural en las mujeres; se hallan en un lugar totalmente diferente al que se hallaban hace solo quince años», dice Nance. «Pero en muchos casos, [la Iglesia estadounidense] aún les sigue ministrando a las mujeres como si estuviéramos en la década de 1960».

El reporte de Barna cita otros factores, tanto culturales como personales, como contribuyentes a este cambio, entre ellos la falta de compromiso emocional entre las mujeres y sus congregaciones, otras prioridades que compiten con la iglesia, y un cambio en las estructuras de las familias. Según Kerry Clarensau, de cincuenta y cuatro años, directora del Ministerio Nacional de Mujeres de las Asambleas de Dios, la necesidad de un compromiso emocional específicamente es fundamental para las mujeres y, por tanto, esencial para que haya una relación satisfactoria con la iglesia.

«Las mujeres tienden a relacionarse por naturaleza, y a procesar sus emociones de manera verbal y por medio de conexiones con otras mujeres», dice Clarensau. «La iglesia está perdiendo su capacidad para crear esas conexiones personales».

Clarensau cree que en parte, esa pérdida se puede atribuir a la tendencia a las megaiglesias que hay en Estados Unidos. Ella dice que la capacidad menor del modelo de la megaiglesia en cuanto a facilitar unas relaciones personales estrechas, requiere que las congregaciones más grandes actúen de forma deliberada en la creación de oportunidades para que las mujeres formen relaciones individuales.

«Los grupos pequeños son beneficiosos, pero es crítica la relación de persona a persona», afirma Clarensau. «Jesús escogió a un grupo pequeño de personas para que estuvieran con él y poderlas discipular bien. La adoración colectiva no tiene capacidad para hacer esto».

Sin el atractivo de las conexiones personales, la asistencia a la iglesia desaparece con facilidad entre las mujeres que tienen que buscar un equilibrio entre su familia, su carrera y mil responsabilidades más. La investigación de Barna muestra que solo el once por ciento de las mujeres señalan como prioridades las actividades de la iglesia, o de tipo religioso, mientras que el sesenta y ocho por ciento consideran las relaciones de familia como altamente importantes.

«El tiempo es valioso y la gente incluye la iglesia en su agenda donde puede», dice Nance. «Para cambiar esto, nos tenemos que preguntar: ‘¿Cómo logramos que las personas vuelvan a participar en la vida de los demás?’» 

La solución que propone Nance comienza con el ministerio. Puesto que ella misma es pastora, exhorta a sus colegas a encontrar tiempo para estar con la gente, escucharla y enseñarle a hacer lo mismo con los demás.

«Tenemos que encontrar más tiempo para sentarnos con la gente de nuestras iglesias y hacerles buenas preguntas», dice Nance. «Jesús hacía buenas preguntas».

Cuando se forman conexiones personales, y las mujeres se sienten valoradas y se consideran parte de la iglesia, se pueden producir beneficios adicionales, entre ellos una salud mejor. Un reporte publicado en The Journal of the American Medical Association llega a la conclusión de que la asistencia frecuente a los servicios religiosos está asociada con un riesgo más bajo de muertes relacionadas con problemas cardiovasculares y con cáncer entre las mujeres. Aunque esto sea un producto secundario de la asistencia a la iglesia, lo primero que hay que lograr es la creación de las conexiones personales.

Nance y Clarensau están de acuerdo en que las iglesias también deben hacer un esfuerzo por conectarse con las mujeres que caen dentro de cualquier grupo demográfico: las divorciadas, las viudas y, en especial las que nunca se han casado. El estudio de Barna sugiere que pasar los primeros años de la edad adulta en una iglesia que enfoque su enseñanza y sus ministerios en el núcleo familiar, puede contribuir a la desconexión por parte de las mujeres solteras.

Los efectos secundarios del hecho de que las mujeres se alejen de la iglesia afecta a muchas más cosas que los números de asistencia los domingos. Las mujeres, que son las maestras y las formadoras de la sociedad, tienen una cosmovisión que ejerce una gran influencia sobre la cultura.

«Hay muchas disfunciones y faltas de moralidad dándoles forma a las ideas del individuo de hoy», dice Clarensau. «Es trágico, y la única esperanza es la Iglesia, y con ella, la verdad que presenta».

A pesar de la horripilante naturaleza de los hallazgos de Barna, Nance ve estos retos de la actualidad como parte del plan de Dios para hacer que las mujeres participen más aún en su reino.

«Estamos viendo a las mujeres levantarse y mantener una fuerte influencia como nunca antes», dice Nance.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Calendario Nacional

«September 2016»
SunMonTueWedThuFriSat
    1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 
Search:
From:     To:
   

October 2016

November 2016

Wed 02 - Fri 04

Church Multiplication Network Launch (San Antonio, TX)

A training event for church planters who are planning to launch or who have recently launched a church.

December 2016

January 2017

February 2017

March 2017

April 2017

May 2017

June 2017

July 2017