Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Cuando el querido Presbítero Ejecutivo (PE) Jesse Miranda concluyó su tiempo como presbítero ejecutivo de las Asambleas de Dios en el Concilio General de 2017 en Anaheim, California, habían pasado 22 años desde que otra persona había ocupado el cargo de presbítero ejecutivo del Área idiomática hispana del Oeste. Simplemente explicado: su reemplazo no sería uno que se encuentra con facilidad.

Sin embargo, cuando Daniel (Danny) de León Señor, pastor de Templo Calvario en Santa Ana, California, fue elegido para ser el sucesor de Miranda, solo fue necesaria una breve leída a su biografía para saber que Dios lo había preparado como sucesor.

Las experiencias de De León no solo lo han preparado para dirigir, sino que lo prepararon para liderar desde la posición de empatía y comprensión.

Cuando era adolescente, se convirtió en un niño problemático a quien un juez le pidió que abandonara el estado de Texas. Puede que no parezca un comienzo prometedor, pero ese “desalojo” llevó a León a un verdadero encuentro con Cristo en la iglesia de su cuñado en Nuevo México.

Transformado por la gracia de Dios, De León se matriculó en Vanguard University, donde su fe se solidificó bajo las enseñanzas de profesores como Gordon Fee y Harold Fischer. Llamado al ministerio, De León en cambio comenzó a enseñar a la vez que hacía ministerio.

Cuando fue desafiado por un evangelista visitante para cumplir el llamado de Dios al ministerio, de León respondió, y pronto aprendió lo que significaba confiar en Dios para suplir todas sus necesidades y las de Ruth, su esposa. “Fue increíble, confiar en Dios por cada centavo que ingresó”, dijo de León en una entrevista en el 2006. “Dios me puso a prueba, para que yo pudiera aprender a confiar en él”.

Tras pasar siete años como director regional de jóvenes para las AD y otros tres años como capellán de carreras de caballos, una llamada de Templo Calvario detuvo la atención de León. Sintiendo la dirección de Dios, comenzó a ministrar en la iglesia en 1976. En dos años, la iglesia creció de 60 a 750. En 1985, la iglesia se mudó a una instalación de 1.400 asientos, con Billy Graham como orador principal. Luego, en 2007, la iglesia se mudó a su actual auditorio con capacidad para 2.200 para una iglesia cuya asistencia semanal promedio supera los 3.800.

Templo Calvario es ahora una de las congregaciones hispanas bilingües más grandes en los Estados Unidos. La iglesia refleja el cuidado de De León para aquellos que tienen poco. Gran parte del crecimiento de la iglesia es el resultado de esfuerzos de compasión enfocados en mejorar la calidad de vida en Santa Ana. Ministerios como Obras de Amor, guarderías asequibles, centros actividades extracurriculares y muchas otras expresiones externas de amor han llevado a las personas a la iglesia.?

El amor por la comunidad no se limita a Santa Ana, tampoco. Bajo el liderazgo De León, Templo Calvario ha establecido más de 93 iglesias satélites en los Estados Unidos y en América Latina.

Cuando De León fue elegido como PE en agosto, según él no esperaba que lo eligieran como PE, pero se había abierto a sí mismo a lo que Dios deseaba. Sin embargo, también se comprometió a que si él estaba en la votación, pero no era elegido en la tercera votación, lo tomaría como una señal de que Dios no lo quería en el puesto y que se retiraría. Fue elegido en la tercera votación con un fuerte apoyo.

Como presbítero ejecutivo de los nueve distritos hispanos al oeste del Mississippi, De León dice que su objetivo principal es representarlos adecuadamente, escuchar y expresar sus preocupaciones al presbiterio ejecutivo y hacer todo lo posible para servirles.

De León ya ha tenido conferencias telefónicas con cada uno de los superintendentes de distritos, presentándose y brindándoles la oportunidad de expresar sus pensamientos y preocupaciones. Por supuesto, con la fuerte ética de fundación de iglesias De León, su esperanza es compartir lo que ha aprendido durante décadas con los líderes de su distrito.

“Siento muy firmemente que Dios nos ha mostrado a [Templo Calvario] una forma de fundar iglesias, una forma que cada pastor y cada iglesia pueden hacer”, dice De León. “Quiero compartir eso con los superintendentes de distritos para que puedan alentar a sus iglesias a abrir otras iglesias. Ya sea que sean PAC (iglesia afiliada a iglesias padres) o iglesias hermanas, lo importante es comenzar iglesias como Dios lo indica, ya que, como hemos descubierto, es la mejor manera de evangelizar a una comunidad”.

De León, que tiene maestrías en educación y divinidad, también es miembro activo de muchas juntas directivas y ha sido anfitrión del Club 700 en español, que se puede ver en toda América Latina, el Caribe, Australia, España y muchas partes de los Estados Unidos. También ha sido un invitado frecuente de la Casa Blanca y Capitol Hill para hablar sobre asuntos que preocupan a la comunidad hispana.

“Me siento muy, muy honrado de haber sido elegido”, dice de León. “Y sobra decir que haré todo lo posible para servir a los constituyentes lo mejor que pueda, como lo indica el Señor, y estoy deseando hacer eso”.



English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

La cambiante población hispana de los Estados Unidos

Tue, 26 Sep 2017 - 11:57 AM CST












Los hispanos han representado la mitad del crecimiento de la población en los Estados Unidos desde 2000, pero sutiles cambios demográficos están teniendo lugar dentro de este grupo, según un informe reciente de Pew Research Center.

A partir de 2016, había cerca de 58 millones de hispanos en los Estados Unidos - el número más grande hasta la fecha. La población ha aumentado gradualmente desde 1970, cuando menos de 10 millones de hispanos vivían en los EE.UU. En 2000, la población hispana de los Estados Unidos era de aproximadamente 36 millones; en 2010, el número había subido a 51 millones.

Sin embargo, Pew informa que la tasa de crecimiento se está desacelerando a medida que menos inmigrantes ingresan a los Estados Unidos desde México y la tasa de fecundidad entre las mujeres hispanas disminuye. Con un aumento promedio del 2 por ciento anual, los hispanos siguen siendo el segundo grupo racial o étnico más rápido de la nación. (Los asiáticos son el grupo de más rápido crecimiento, aumentando al 3 por ciento al año.)

Los cinco grupos hispanos más grandes por origen son mexicanos, puertorriqueños, salvadoreños, cubanos y dominicanos.

Una mayor proporción de hispanos ahora nacen en los Estados Unidos. En 2000, 60 por ciento de los hispanos de la nación eran estadounidenses nacidos, comparado con el 66 por ciento de hoy.

El número de hispanos mayores de 5 años que hablan español en casa está en su máximo histórico (37 millones, frente a los 25 millones en el 2000), pero también lo es el número de hispanos que dominan el inglés (35 millones, en comparación con 19 millones en 2000). El número de hispanos que hablan solamente inglés en casa se ha duplicado, de 7 millones en 2000 a 14 millones hoy.

Los hispanos están buscando cada vez más educación superior. Alrededor del 40 por ciento tiene educación postsecundaria, comparado con el 30 por ciento en el año 2000. Más de la mitad (52 por ciento) de los hispanos nacidos en Estados Unidos asistieron a la universidad, comparado con el 41 por ciento en 2000. Y el 27 por ciento de hispanos nacidos en el extranjero tienen cierta experiencia universitaria, un aumento del 5 por ciento desde 2000.

Los hispanos representan el más joven de los grupos étnicos y raciales más grandes de la nación, con una edad mediana de 28 años (comparada con una edad mediana de 34 para los morenos, 36 para los asiáticos y 43 para los blancos). Sin embargo, la población hispana en general de los Estados Unidos se está envejeciendo. En 2000, la edad media de los hispanos estadounidenses era de sólo 25.

California todavía tiene la población hispana más grande de los Estados Unidos, pero la representación hispana en otras áreas está creciendo a un ritmo más rápido. Varios estados tienen una creciente población hispana que está superando a la de California, incluyendo Texas, Florida, Illinois, Arizona, Nueva Jersey, Colorado y Georgia.

De más de 3,2 millones de adherentes estadounidense en las Asambleas de Dios, 718.785 eran hispanos en 2016 – ha subido de 428.747 en 2001. Los hispanos constituyen el segundo grupo racial y étnico más grande de los Estados Unidos, representando el 22 por ciento. Los blancos representan una pequeña y reducida mayoría, con un 58 por ciento, en comparación con el 71 por ciento en 2001. Los porcentajes de morenos (ahora 10 por ciento), asiáticos/isleños del Pacífico (5 por ciento) y otros/mixtos (4 por ciento) desde 2001.

Dennis Rivera, director de la Oficina de Relaciones Hispanas de las Asambleas de Dios, dice que las iglesias deben adaptar sus modelos de ministerio para alcanzar a una población hispana cambiante.

“La iglesia hispana ya no puede ofrecer el ministerio en español solamente, y el liderazgo de la iglesia hispana está ministrando a una población cada vez más educada en la universidad,” dice Rivera. “Una iglesia sólo en español se convertirá en una iglesia terminal, a menos que el liderazgo reconozca las necesidades de la próxima generación. Los servicios bilingües no serán suficientes, ya que no todos pueden aguantar la audición de dos idiomas.”

Rivera dice que las iglesias hispanas deberían considerar ofrecer múltiples servicios - al menos uno en inglés y otro en español. Él dice que la gente hispana en toda la nación está lista para escuchar y responder al evangelio.??“En la población hispana, hay una convergencia de ser étnico y un milenio,” dice Rivera. “Ambos grupos son colectivos en cultura, hambrientos de verdad y abiertos a buscar experiencias espirituales, haciendo potencial para el crecimiento explosivo de iglesias.”



English

Authors: Christina Quick