Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Tres funcionarios de las Asambleas de Dios, la mitad del equipo de liderazgo ejecutivo de la Fraternidad, están trabajando en nuevas posiciones después de un servicio de consagración el martes por la mañana en Springfield, Missouri.

Doug E. Clay, de 54 años, es el nuevo superintendente general. Rick W. DuBose, de 60 años, asume el cargo de tesorero general. Malcolm P. Burleigh, de 66 años, es ahora director ejecutivo de Misiones E.U.A. El trío recibió cargos formales en las ceremonias de instalación.

Clay, un predicador pentecostal de tercera generación, se convierte en el 13º superintendente general en los 103 años de historia de las Asambleas de Dios de los Estados Unidos. George O. Wood se jubila a los 76 años después de una década en la posición, el cuarto puesto más largo para un superintendente general. Solo Thomas F. Zimmerman (1959-85), Ernest S. Williams (1929-49) y Thomas E. Trask (1993-2007) sirvieron más tiempo.

Wood leyó una declaración de encargo a Clay, cuya esposa, Gail, se unió a él en la plataforma.

“Has sido elegido para servir en un momento de gran oportunidad y promesa, pero también es un momento de gran necesidad y desafío,” dijo Wood. “Que utilices los dones y talentos que Dios te ha otorgado para liderar esta Fraternidad en un espíritu de unidad y compasión.”

Trask, de 81 años, oro por Clay para que fuera bendecido con fe divina, un espíritu de descernimiento, un tierno corazón, y valor para ser fuerte en sus convicciones. Trask también exhorto a Clay a mantener los dones del Espíritu Santo operativos en las Asambleas de Dios. Después de la oración de Trask, un congregante hablo una palabra en lenguas y otro interpreto el mensaje, la cual confirmo la provisión de Dios para Clay como superintendente general.

“Entiendo la necesidad de administrar este Movimiento sagrado y esta tarea sagrada,” Clay dijo en breves palabras después de la oración de dedicación. El revelo que ha estado orando diariamente por la sabiduría, discernimiento, y unción de Dios desde su elección en agosto.

Notando que el 500o aniversario de la reformación protestante ocurre este mes, Clay dijo que pensó en como si viera que una reformación pentecostal. Si el pudiera clavar una tesis en las puertas de las iglesias de las Asambleas de Dios, Clay dice que los valores incluirían:

♣    El Espiritu Santo es una persona, no es un algo.
♣    La Biblia es verdad absoluta, no solo un libro con refranes concisos.
♣    El carácter importa, al pesar de los títulos.
♣    Evite perder el rumbo y continúe enfocándose en los ministerios
      de evangelismo, plantación de iglesias, y compasión.

“Somos llamados a ministrar a un mundo quebrado,” Clay dice. “Esta fractura es un resultado de estar alejados de Dios. Solo Jesús puede sanar la fractura.”

Gospel Publishing House acaba de lanzar la biografía de Clay Pasos ordenados: Una vida preparada para dirigir. En el libro, Clay indica que la alfabetización bíblica, incluyendo el entendimiento escritural de la sexualidad humana, será entre sus prioridades.

Clay, un graduado de Central Bible College, había sido tesorero general desde 2008, cuando reemplazo a James K. Bridges. Clay anteriormente sirvió como superintendente del Ohio Ministry Network (2004-08), pastor principal de Calvary Church en Maumee, Ohio (1997-2004), director nacional de jóvenes (1995-97), y director de jóvenes de Ohio (1989-95). Doug y Gail Deardorff Clay han estado casados desde 1985. Tienen dos hijas, Ashley B. Grant y Kaylee Frogley, más cinco nietos.

El padre de Clay, Art, falleció de un ataque al corazón cuando Doug tenía solamente 9 años de edad. Su madre, Audrey, ahora de 87 años, lo crio como una madre soltera mientras servía en el personal de Bethany Assembly of God en Adrian, Michigan.

Otros líderes instalados

Los cambios de liderazgo en el pasado reciente típicamente ocurrieron durante un servicio de la capilla en la oficina nacional de las Asambleas de Dios. Este servicio de consagración, abierto al público y con adherentes más amplia invitada, se llevó a cabo en Central Assembly of God, adyacente a la oficina nacional de la AD.

La reunión de 45 minutos parecía algo así como una reunión familiar, con familiares, amigos y compañeros de trabajo de los funcionarios que asistieron. La mayoría de los presbíteros ejecutivos y un puñado de funcionarios del distrito de todo el país también resultaron, llevando a la audiencia a alrededor de 1,500 personas.

El asistente superintendente general, L. Alton Garrison, leyó el cargo para DuBose y Burleigh. Rita Stratton DuBose y Maria Burleigh se unieron a sus esposos en el escenario.

“A medida que comienza un nuevo capítulo, experimente la plenitud de la bendición de Dios en lo que Dios quiere lograr a través de usted, ya que está dispuesto a someterse a Él y ser un siervo,” dijo Garrison.

DuBose llego como tesorero general – reemplazando a Clay – en la oficina nacional después de una década somo superintendente del North Texas District.

Burleigh reemplaza el jubilado Zollie L. Smith Jr., quien mantuvo su posición en U.S. Mission por 10 años. Desde 2009, Burleigh había sido el director principal de Intercultural Ministries, uno de los siete departamentos de U.S. Missions.



English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Construyendo un ministerio efectivo y relevante para las mujeres

Thu, 21 Sep 2017 - 3:30 PM CST












Hilary camina por las puertas de la iglesia, sin ningún antecedente de iglesia y ninguna experiencia personal con Dios. Aquellos intentando a llegar hacia ella más tarde entenderán de su quebrantamiento debido a la negligencia de los padres, juntamente con abuso de droga y alcohol. En su breve 19 años de vida, ella ya ha experimentado una serie de relaciones malsanos, también un aborto a la edad de 16. Esta hambrienta de amor, respuestas y ayuda.

Barbara, una mujer en sus 60s, entra a un servicio dominical por la mañana con su pareja que vive con ella y su estilo de vida de nueva edad. Trae con ella una mezcla desorganizada de filosofías de Dios, vórtices, cristales y más. Tiene un hambre de Dios, pero necesita la verdad para librarla y limpiar las mentiras y falsa religiones que han moldeado sus creencias.

Jennifer fue criada en un maravilloso hogar cristiano. Tiene una profunda devoción personal a Cristo y un deseo de servir en el ministerio y en liderazgo. Sin embargo, todavía necesita amistad, consejo, ánimo y responsabilidad.

¿Cómo la iglesia prepara para alcanzar y discipular mujeres de hoy, con una infinidad de concepciones del mundo, quebrantamientos, y necesidades que traen con ellas? Cada iglesia que impacta su comunidad ministrara a mujeres que están en un camino de buscar la verdad, mujeres quienes son nuevos creyentes, y mujeres en cada etapa de madurez espiritual. Nuestra respuesta como una familia de iglesia no debe de ser una donde nos alejamos del desorden de nuestra sociedad de hoy en día.

Cristo nuestro ejemplo
La iglesia primitiva experimento avivamiento sin precedentes, garantizando un ingreso de gente recientemente redimidos con una multitud de antecedentes idolatras, hábitos malsanos, heridas que necesitan sanidad, y vistas del mundo defectuosas que necesitaban remodelar.

Cristo no se alejaba de la gente desordenada de Su día. Los alcanzaba en amor, mientras rehusando a negar la realidad de sus pecados. Los encontraba donde estaban y hablaba un estilo de vida mejor, una vida que proveerá un camino fuera del pecado y dentro un fuerte y eterno relación con El. La iglesia debe seguir Su ejemplo.

Lo que necesita la mujer

Las mujeres quieren una vida vibrante en Cristo, pero muchas veces empiezan su jornada cristiana paralizada por confusión y angustia. Para proveer una oportunidad para sanidad y transformación en la vida de mujeres, debemos ofrecer ministerio intencional y estratégico hacia mujeres de todo tipo de caminar. La pregunta es, ¿cómo puede la iglesia guiarlos fuera de su estilo de vida y manera de pensar, a una transformación por medio de Cristo?

Unas pocas necesidades de mujeres son universales. Cada una de nosotros necesita enseñanza en la Palabra de Dios (discipulado), amor y aceptación (una relación que es real), y liderazgo que nos anima e instruye a caminar fuera del pecado y dentro el estilo de vida de Cristo.

Ministerio relacional es fundamental
Aprendiendo a ejercer disciplinas espirituales es importante para sostener una vida piadosa, y que el conocimiento viene por medio del discipulado. Aquellos mejores calificados a ministrar y discipular mujeres en una manera relacional son…mujeres. No importa la edad, local, origen, o estatus marital o económico, la mujer florece mejor entre relaciones saludables que los anima a experimentar todo Dios tiene que ofrecerles. Ministerio relacional y saludable es la fundación clave.

Además de estas necesidades universales, mujeres están buscando ayuda verdadera en las áreas de sus quebrantamientos – no encubiertos, versiones de estilo Pinterest de como se ve rendir nuestra vida a Cristo. Ellas necesitan mujeres cristianas quien auténticamente compartirán de sus propias áreas de lucha y equivocaciones, mientras no complaciendo sus decisiones de pecado.

El verdadero amor nos llama a estándares más altos, mientras extendiendo amor incondicionalmente. Debemos intencionalmente ofrecer y facilitar caminos para mujeres caminar dentro una mayor libertad y verdad. Podemos empezar con ofreciendo estudios y grupos de apoyo en las áreas específicas de quebrantamientos que vemos hoy en día. Por ejemplo, podemos proveer recursos para vencer las adicciones, recuperación de divorcio, sanidad del dolor de un aborto, estableciendo limites saludables, manejando dinero, y más.

Balancear relaciones con enseñanza
Si la iglesia ofrece eventos con solo actividades divertidos, corremos el riesgo de producir mujeres con raíces espirituales superficiales. Si nos apoyamos en la enseñanza de la Palabra de Dios sin intencionalmente invirtiendo en ministerio relacional para mujeres, corremos el riesgo de conocimiento intelectual sin aplicación. Pronto, la puerta de atrás estará abierta, mujeres solas y desilusionadas se irán, buscando un lugar donde pueden conectarse y recibir ayuda con sus problemas que controlan sus vidas.

Para construir un exitoso un ministerio exitoso para mujeres, debemos fortificar el base fundamental del camino cristiano, mientras intencionalmente proveyendo caminos sanidad interior y libertad personal. Mujeres conectándose con y guiando mujeres en estas áreas de enfoque por medio del poder del Espíritu Santo creara una cultura saludable para desarrollar mujeres de Dios fuertes y maduras. Mujeres unidas juntas en estas maneras forman un grupo espiritual, culturalmente poderoso, y relevante que Dios puede usar poderosamente.


Este artículo apareció originalmente en la revista Influence (August/September 2017).



English

Authors: Kay Burnett