Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Cuando el querido Presbítero Ejecutivo (PE) Jesse Miranda concluyó su tiempo como presbítero ejecutivo de las Asambleas de Dios en el Concilio General de 2017 en Anaheim, California, habían pasado 22 años desde que otra persona había ocupado el cargo de presbítero ejecutivo del Área idiomática hispana del Oeste. Simplemente explicado: su reemplazo no sería uno que se encuentra con facilidad.

Sin embargo, cuando Daniel (Danny) de León Señor, pastor de Templo Calvario en Santa Ana, California, fue elegido para ser el sucesor de Miranda, solo fue necesaria una breve leída a su biografía para saber que Dios lo había preparado como sucesor.

Las experiencias de De León no solo lo han preparado para dirigir, sino que lo prepararon para liderar desde la posición de empatía y comprensión.

Cuando era adolescente, se convirtió en un niño problemático a quien un juez le pidió que abandonara el estado de Texas. Puede que no parezca un comienzo prometedor, pero ese “desalojo” llevó a León a un verdadero encuentro con Cristo en la iglesia de su cuñado en Nuevo México.

Transformado por la gracia de Dios, De León se matriculó en Vanguard University, donde su fe se solidificó bajo las enseñanzas de profesores como Gordon Fee y Harold Fischer. Llamado al ministerio, De León en cambio comenzó a enseñar a la vez que hacía ministerio.

Cuando fue desafiado por un evangelista visitante para cumplir el llamado de Dios al ministerio, de León respondió, y pronto aprendió lo que significaba confiar en Dios para suplir todas sus necesidades y las de Ruth, su esposa. “Fue increíble, confiar en Dios por cada centavo que ingresó”, dijo de León en una entrevista en el 2006. “Dios me puso a prueba, para que yo pudiera aprender a confiar en él”.

Tras pasar siete años como director regional de jóvenes para las AD y otros tres años como capellán de carreras de caballos, una llamada de Templo Calvario detuvo la atención de León. Sintiendo la dirección de Dios, comenzó a ministrar en la iglesia en 1976. En dos años, la iglesia creció de 60 a 750. En 1985, la iglesia se mudó a una instalación de 1.400 asientos, con Billy Graham como orador principal. Luego, en 2007, la iglesia se mudó a su actual auditorio con capacidad para 2.200 para una iglesia cuya asistencia semanal promedio supera los 3.800.

Templo Calvario es ahora una de las congregaciones hispanas bilingües más grandes en los Estados Unidos. La iglesia refleja el cuidado de De León para aquellos que tienen poco. Gran parte del crecimiento de la iglesia es el resultado de esfuerzos de compasión enfocados en mejorar la calidad de vida en Santa Ana. Ministerios como Obras de Amor, guarderías asequibles, centros actividades extracurriculares y muchas otras expresiones externas de amor han llevado a las personas a la iglesia.?

El amor por la comunidad no se limita a Santa Ana, tampoco. Bajo el liderazgo De León, Templo Calvario ha establecido más de 93 iglesias satélites en los Estados Unidos y en América Latina.

Cuando De León fue elegido como PE en agosto, según él no esperaba que lo eligieran como PE, pero se había abierto a sí mismo a lo que Dios deseaba. Sin embargo, también se comprometió a que si él estaba en la votación, pero no era elegido en la tercera votación, lo tomaría como una señal de que Dios no lo quería en el puesto y que se retiraría. Fue elegido en la tercera votación con un fuerte apoyo.

Como presbítero ejecutivo de los nueve distritos hispanos al oeste del Mississippi, De León dice que su objetivo principal es representarlos adecuadamente, escuchar y expresar sus preocupaciones al presbiterio ejecutivo y hacer todo lo posible para servirles.

De León ya ha tenido conferencias telefónicas con cada uno de los superintendentes de distritos, presentándose y brindándoles la oportunidad de expresar sus pensamientos y preocupaciones. Por supuesto, con la fuerte ética de fundación de iglesias De León, su esperanza es compartir lo que ha aprendido durante décadas con los líderes de su distrito.

“Siento muy firmemente que Dios nos ha mostrado a [Templo Calvario] una forma de fundar iglesias, una forma que cada pastor y cada iglesia pueden hacer”, dice De León. “Quiero compartir eso con los superintendentes de distritos para que puedan alentar a sus iglesias a abrir otras iglesias. Ya sea que sean PAC (iglesia afiliada a iglesias padres) o iglesias hermanas, lo importante es comenzar iglesias como Dios lo indica, ya que, como hemos descubierto, es la mejor manera de evangelizar a una comunidad”.

De León, que tiene maestrías en educación y divinidad, también es miembro activo de muchas juntas directivas y ha sido anfitrión del Club 700 en español, que se puede ver en toda América Latina, el Caribe, Australia, España y muchas partes de los Estados Unidos. También ha sido un invitado frecuente de la Casa Blanca y Capitol Hill para hablar sobre asuntos que preocupan a la comunidad hispana.

“Me siento muy, muy honrado de haber sido elegido”, dice de León. “Y sobra decir que haré todo lo posible para servir a los constituyentes lo mejor que pueda, como lo indica el Señor, y estoy deseando hacer eso”.



English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Construyendo un ministerio efectivo y relevante para las mujeres

Thu, 21 Sep 2017 - 3:30 PM CST












Hilary camina por las puertas de la iglesia, sin ningún antecedente de iglesia y ninguna experiencia personal con Dios. Aquellos intentando a llegar hacia ella más tarde entenderán de su quebrantamiento debido a la negligencia de los padres, juntamente con abuso de droga y alcohol. En su breve 19 años de vida, ella ya ha experimentado una serie de relaciones malsanos, también un aborto a la edad de 16. Esta hambrienta de amor, respuestas y ayuda.

Barbara, una mujer en sus 60s, entra a un servicio dominical por la mañana con su pareja que vive con ella y su estilo de vida de nueva edad. Trae con ella una mezcla desorganizada de filosofías de Dios, vórtices, cristales y más. Tiene un hambre de Dios, pero necesita la verdad para librarla y limpiar las mentiras y falsa religiones que han moldeado sus creencias.

Jennifer fue criada en un maravilloso hogar cristiano. Tiene una profunda devoción personal a Cristo y un deseo de servir en el ministerio y en liderazgo. Sin embargo, todavía necesita amistad, consejo, ánimo y responsabilidad.

¿Cómo la iglesia prepara para alcanzar y discipular mujeres de hoy, con una infinidad de concepciones del mundo, quebrantamientos, y necesidades que traen con ellas? Cada iglesia que impacta su comunidad ministrara a mujeres que están en un camino de buscar la verdad, mujeres quienes son nuevos creyentes, y mujeres en cada etapa de madurez espiritual. Nuestra respuesta como una familia de iglesia no debe de ser una donde nos alejamos del desorden de nuestra sociedad de hoy en día.

Cristo nuestro ejemplo
La iglesia primitiva experimento avivamiento sin precedentes, garantizando un ingreso de gente recientemente redimidos con una multitud de antecedentes idolatras, hábitos malsanos, heridas que necesitan sanidad, y vistas del mundo defectuosas que necesitaban remodelar.

Cristo no se alejaba de la gente desordenada de Su día. Los alcanzaba en amor, mientras rehusando a negar la realidad de sus pecados. Los encontraba donde estaban y hablaba un estilo de vida mejor, una vida que proveerá un camino fuera del pecado y dentro un fuerte y eterno relación con El. La iglesia debe seguir Su ejemplo.

Lo que necesita la mujer

Las mujeres quieren una vida vibrante en Cristo, pero muchas veces empiezan su jornada cristiana paralizada por confusión y angustia. Para proveer una oportunidad para sanidad y transformación en la vida de mujeres, debemos ofrecer ministerio intencional y estratégico hacia mujeres de todo tipo de caminar. La pregunta es, ¿cómo puede la iglesia guiarlos fuera de su estilo de vida y manera de pensar, a una transformación por medio de Cristo?

Unas pocas necesidades de mujeres son universales. Cada una de nosotros necesita enseñanza en la Palabra de Dios (discipulado), amor y aceptación (una relación que es real), y liderazgo que nos anima e instruye a caminar fuera del pecado y dentro el estilo de vida de Cristo.

Ministerio relacional es fundamental
Aprendiendo a ejercer disciplinas espirituales es importante para sostener una vida piadosa, y que el conocimiento viene por medio del discipulado. Aquellos mejores calificados a ministrar y discipular mujeres en una manera relacional son…mujeres. No importa la edad, local, origen, o estatus marital o económico, la mujer florece mejor entre relaciones saludables que los anima a experimentar todo Dios tiene que ofrecerles. Ministerio relacional y saludable es la fundación clave.

Además de estas necesidades universales, mujeres están buscando ayuda verdadera en las áreas de sus quebrantamientos – no encubiertos, versiones de estilo Pinterest de como se ve rendir nuestra vida a Cristo. Ellas necesitan mujeres cristianas quien auténticamente compartirán de sus propias áreas de lucha y equivocaciones, mientras no complaciendo sus decisiones de pecado.

El verdadero amor nos llama a estándares más altos, mientras extendiendo amor incondicionalmente. Debemos intencionalmente ofrecer y facilitar caminos para mujeres caminar dentro una mayor libertad y verdad. Podemos empezar con ofreciendo estudios y grupos de apoyo en las áreas específicas de quebrantamientos que vemos hoy en día. Por ejemplo, podemos proveer recursos para vencer las adicciones, recuperación de divorcio, sanidad del dolor de un aborto, estableciendo limites saludables, manejando dinero, y más.

Balancear relaciones con enseñanza
Si la iglesia ofrece eventos con solo actividades divertidos, corremos el riesgo de producir mujeres con raíces espirituales superficiales. Si nos apoyamos en la enseñanza de la Palabra de Dios sin intencionalmente invirtiendo en ministerio relacional para mujeres, corremos el riesgo de conocimiento intelectual sin aplicación. Pronto, la puerta de atrás estará abierta, mujeres solas y desilusionadas se irán, buscando un lugar donde pueden conectarse y recibir ayuda con sus problemas que controlan sus vidas.

Para construir un exitoso un ministerio exitoso para mujeres, debemos fortificar el base fundamental del camino cristiano, mientras intencionalmente proveyendo caminos sanidad interior y libertad personal. Mujeres conectándose con y guiando mujeres en estas áreas de enfoque por medio del poder del Espíritu Santo creara una cultura saludable para desarrollar mujeres de Dios fuertes y maduras. Mujeres unidas juntas en estas maneras forman un grupo espiritual, culturalmente poderoso, y relevante que Dios puede usar poderosamente.


Este artículo apareció originalmente en la revista Influence (August/September 2017).



English

Authors: Kay Burnett