Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Cuando las personas son bautizadas en el Espíritu Santo, la evidencia física inicial del bautismo es hablar en lenguas (palabras pronunciadas en otro idioma que la persona no conoce). ¡Pero muchas personas no se han detenido a pensar que muchas veces ese «idioma desconocido» es el inglés!

Los misioneros de las Asambleas de Dios en el área de América Latina y el Caribe, Don y Terry Triplett se enfocan en alcanzar a los niños mediante los ministerios de Castillo del rey.

Recientemente Don Tripplet compartió una historia acerca de «Ana» una jovencita salvadoreña que solo habla español. Ella estaba orando en la fortaleza de oración del ministerio y comenzó a hablar en lenguas.

«Las personas comenzaron a ir a escucharla hablar en lenguas en un inglés perfecto cuando fue bautizada por el Espíritu Santo», dice triplett. «otros trece niños recibieron el bautismo en el Espíritu Santo esa noche en la fortaleza de oración».

Triplett dice que no es la primera vez que ha escuchado a niños de habla hispana hablando lenguas en inglés.

«Hace un par de años en el campamento… dos niñas vinieron desde la fortaleza de oración» recuerda Triplett. «una de las niñas vino hacia mí y me dijo, ‘hi brother Don. How are you?’ (Hola hermano Don, ¿Cómo está?).

La jovencita continuó conversando con triplett en un inglés perfecto, cuando de repente la otra niña comenzó a reír.

Triplett recuerda que la amiga «me dijo en español, ‘ella no habla nada de inglés, pero se ha pasado la tarde hablando en ese idioma, y no puede detenerse’».

Con frecuencia escuchan a otras personas hablar en lenguas en otros idiomas, incluidos, portugués, francés, inglés, chino, y salvo el inglés se requiere de alguien con el don de interpretación para traducirlos.

Triplett dice que la mayor prioridad de su agenda dondequiera que va es alentar a los obreros que trabajan con los niños a alcanzarlos y a cambiar el futuro de las Asambleas de Dios.

«Si cada una de las personas que trabaja con los niños en las AD se asegura de que cada niño bajo su cuidado tenga la oportunidad de recibir el bautismo en el Espíritu Santo podemos tener una generación de pentecostales en nuestra confraternidad», dice Triplett.

El pasado febrero, líderes de ministerios de niños de diecisiete países se reunieron con los Triplett para experimentar el pentecostés. Los alentamos a enseñar sobre el bautismo en el Espíritu Santo y a ministrar al respecto a cada niño y joven en las iglesias de las AD en América Latina.

La hija de los Triplett, Michelle Wellborn, quien es misionera en Argentina, y vino a El Salvador para ayudar a enseñar a los maestros de niños cómo deben guiar a los niños al bautismo en el Espíritu Santo.

Noventa y ocho niños de las zonas aledañas vinieron al campamento. Welborn explicó a los niños el bautismo en el Espíritu Santo durante un total de cinco horas.

«Fue una tarde complicada porque los niños no eran cristianos y sus familias no visitaban la iglesia», dice Triplett. «Algunos habían venido solo para montar en el autobús y tener alimentos gratis».

Luego en la noche Wellborn les dio un reto muy sencillo, invitó a los niños a permitir que el Espíritu Santo los bautizara. Sesenta y seis de los niños fueron bautizados en el Espíritu Santo esa noche. Las historias de lo ocurrido comenzaron a circular al día siguiente cuando los niños regresaron a casa y comenzaron a testificar del poder del Espíritu a sus padres.

Los obreros asistentes a la conferencia también regresaron a sus casas inspirados para dar la oportunidad a los niños de ser bautizados en el Espíritu Santo.

«Muchas iglesias no les presentan el Espíritu santo a los niños, pero ese no es el plan de Dios», dice Mary Boyd coordinadora de BGMC. «El Espíritu Santo es para todos los cristianos, sin importar la edad».            



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Jesús quiere bautizar a sus hijos con su maravilloso Espíritu

Fri, 03 Feb 2017 - 12:28 PM CST
















Me encontraba en mi habitación orando una noche luego de acostar a mi hijo de 5 años, cuando él vino andando. Yo oraba en el Espíritu y él subió a mi cama y dijo, «quiero hablar ese idioma».

Una sonrisa cruzó toda mi cara y le dije, «no oro en cualquier idioma, oro en lenguas». Entonces él me preguntó, «¿Qué es eso?».

Procedí a explicarle, «el orar en otras lenguas es una lengua que Jesús nos da cuando tu pides ser lleno de su Espíritu Santo, Él te llena completamente. Eso te ayuda a orar, y te prepara para ser un poderoso testigo y hablarles a otros del poder de Jesús».

Le pregunté a mi hijo, «¿te gustaría que Él te hiciera sentir la presencia asombrosa del Espíritu Santo? ¿Quisieras ser lleno del Espíritu Santo y orar en otras lenguas?»

Él dijo, «Sí».

Entonces le pedí que orara en voz alta conmigo, «Jesús, ¿me llenas de tu maravilloso Espíritu Santo? ¿Me darás el poder de orar en otras lenguas?»

Durante esta oración conmigo, el Espíritu de Dios lo llenó completamente, y él comenzó a adorar a Dios en otras lenguas. Me alegré y seguí orando, agradecido por lo que el Señor estaba haciendo con él.

Varios años más tarde yo coloqué a mis gemelos en la cama, para orar antes de acostarlos. Sentí que la presencia del Espíritu Santo quería llenarlos con su poder. Entonces dije, ¿Quisieran ustedes ser llenos con el poder del Espíritu Santo? Después de que ellos dijeron sí, oramos juntos, ¡y luego mis pequeños de 4 años adoraban y alababan a Dios en otras lenguas hermosas!

Mucho tiempo atrás, mientras estudiaba en el Colegio Teológico, yo había sido parte de un gran avivamiento, pude ver a Dios moverse en la región que yo crecí. En ese tiempo, implementamos grupos de personas preparadas, para imponer las manos cuando alguien quería ser bautizado con el Espíritu Santo. Nosotros queremos orar en otras lenguas y estar llenos de su Espíritu. Entonces el Señor me enseñó a no confiar solamente en ser parte de un grupo de intercesión, ya que Él bautizaría a la gente con su Espíritu Santo de cualquier forma, con y sin imposición de manos durante la oración.


Durante mi trabajo secular fue donde Dios terminó mi confianza en solo un método. Yo trabajé en un proyecto residencial, de cuidado adoptivo, allí supervisé a seis niños una noche. Uno de ellos me preguntó cómo orar en otras lenguas. Se lo expliqué en una forma que pensé que ellos como niños de 6 a 10 años podrían entender. Yo sabía en mi espíritu que la pregunta era un encuentro divino, les pregunté si quisieran recibir el increíble poder del Espíritu Santo, les expliqué que Dios los llenaría y les daría otras lenguas. Ellos contestaron que sí, los dirigí con una oración simple pidiéndole a Jesús el bautismo.

Entonces, se sintió un viento tranquilo que entró a un niño, al otro y el siguiente, luego a los otros tres niños. ¡Todos fueron bautizados con el Espíritu Santo! Los miré orar durante los 30 minutos siguientes hasta la hora de acostarse. Fue un momento de humildad y me abrió los ojos al ver el poder de Dios sobre estos preciosos niños. En los días y meses siguientes, dimos seguimiento a nuestros hermanos colaboradores sobre la disciplina y ofrecimos bendición según veíamos como los niños recibían el poder del Espíritu Santo.

A través de estas reuniones aprendí que el Espíritu Santo quiere bautizar los niños. El Espíritu Santo ama a los niños como Jesús reveló a través de su vida y ministerio. En Mateo 19:14-15 (RV-1960 Jesús dijo: «Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. Y habiendo puesto sobre ellos las manos…».

Quiero alentarte a que entiendas que Dios puede utilizarte para que veas a tus niños bautizados por el poder del Espíritu Santo. Primero ora por tus hijos y hazlo con frecuencia, escucha a tus hijos para ver como Dios les habla durante su tiempo de oración. Es maravillosa la confirmación y la dirección que he recibido cuando Dios les habla a los niños en el tiempo de oración.

Cuando usted ore con ellos pida al Espíritu Santo que llene a sus niños. Lucas 11:9-13 declara que cuando pedimos recibiremos su maravilloso Espíritu. Cuando usted está en acuerdo en oración con sus hijos, El Espíritu Santo está dispuesto a contestar su oración y a empoderarlos.

Hechos 2:39 (RV-1960) dice: «Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare». Esta promesa es para usted, para mí y para nuestros preciosos hijos.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English

Authors: Jared Laskey