Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD

 














Los Estados Unidos tiene gran variedad de paisajes, Yuma, Arizona, puede considerarse el plato de ensalada de la nación.

Más del noventa por ciento de los vegetales de hoja verde que consumen los estadounidenses durante el invierno se cultivan en este oasis en el desierto cerca de la frontera de México. El río Colorado, que fluye a través de siete estados y moldea el Gran Cañón, aporta vida y fertilidad al área de Yuma. Esta es la última parada de sus aguas en Estados Unidos antes de desembocar en el Golfo de California.

Víctor y Elizabeth Venalonzo se concientizaron de la naturaleza vital de los ríos limpios cuando, hace siete años, asumieron el pastoreado de la Iglesia Betania, una congregación de las Asambleas de Dios de 250 congregaciones en esa ciudad de 94.000 habitantes. Gran parte de la comunidad y muchos de los miembros de Betania siguen «la corrida» del trabajo agrícola estacional entre Yuma y el norte de California.

Cuando la pareja se mudó a Yuma desde Fullerton, California, en 2010, Víctor, de 50 años, notó que el Río Colorado tenía alarmantemente menos agua de lo que esperaba. El peligro parecía evidente.

«Tenemos un compromiso en el libro de Génesis para ser buenos administradores de los recursos», dice, en concreto el Río Colorado, «si no hacemos algo pronto, terminaremos con nada. Si el agua desaparece, nuestra ciudad desaparecerá».

«Vimos la sequía en California», dice Elizabeth. «Justo aquí la vemos de primera mano». Por un tiempo, el nivel de agua del Colorado era demasiado bajo para los bautismos. El peligro adicional viene de la contaminación de la fuente cada vez más débil. No hace mucho tiempo atrás, el río estuvo envenenado con metano, un gas tóxico procedente del desecho de una mina.

Mientras tanto, Víctor dice que el Espíritu Santo lo guio al Libro de Jeremías.

«Dice muy claramente que debemos hacer la cosecha, continuar con nuestras vidas, pero al mismo tiempo proteger los recursos», dice. «Quiero tener una congregación durante los próximos 50 años, o hasta que Jesús venga. Quiero seguir sirviendo a mi comunidad, pero si no hay agua, no habrá comunidad a la cual servir».

Los Venalonzos comenzaron a enseñar a los congregantes de la iglesia Betania no sólo los medios bíblicos sobre la mayordomía, también prácticos.

«El próximo paso para nuestra gente será usar menos agua para hacer las cosas», dice Víctor. «¿Por qué lavar su coche en la entrada del garaje de su casa cuando se puede llevar a un lavado de coches que recicla el agua? ¿Por qué tomar una ducha de 15 minutos cuando se puede tomar una en solo cinco minutos?»

«Comenzamos a hablar con nuestros amigos sobre este tema», dice Elizabeth. Parte de la sensibilización incluye educar a la comunidad sobre la mayordomía, que incluye el uso de agua sólo durante ciertas horas del día».

La preocupación de Victor por los recursos hídricos se extiende a través de la frontera a México, que recibe poco beneficio del río. Por lo que las personas deben confiar en los pozos para su suministro de agua.

«Algunos de los pastores amigos míos del lado mexicano están muy preocupados por sus comunidades», dice Victor.

Además, Víctor se vinculó a una alianza cristiana llamada Por La Creación, que educa al público sobre la administración de los ríos en los Estados Unidos. Esta relación trajo un equipo a la Iglesia Betania para filmar un segmento para el reciente documental Leche y Miel, incluyendo a Víctor predicando un sermón sobre el agua y un servicio de bautismo de la iglesia Betania en el Río Colorado.





Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Las Asambleas de Dios alcanza un aumento histórico de nuevas iglesias

Mon, 23 Jan 2017 - 12:35 PM CST
















Las Asambleas de Dios de los Estados Unidos concluyeron el año 2016 con el mayor crecimiento en nuevas iglesias en su historia. Las cuatrocientas seis nuevas congregaciones elevan el número total de iglesias en los Estados Unidos a 13.023, superando por primera vez la meta de 13.000 congregaciones.

Desde que se inició oficialmente el registro de crecimiento de las Asambleas de Dios en 1965,  el único año en que se alcanzó la cantidad de 400 nuevas iglesias fue en 1982. Comparativamente, en el año 2015 se iniciaron 326 nuevas iglesias.

«El impacto de una nueva iglesia en una comunidad es algo realmente notable», dice George O. Wood, Superintendente General de las Asambleas de Dios. «Estas son congregaciones que muestran un ferviente deseo de compartir el Evangelio, mostrando compasión, y ofrendando para apoyar las misiones dentro y fuera del país. Las iglesias cumplen una tarea de suma importancia al llevar esperanza y compasión a las comunidades necesitadas».

Dar esperanza a los necesitados fue lo que movió a J. J. Vásquez a dar inicio en septiembre a Journey Church con base en Orlando. El nombre que se dio a la iglesia fue en honor al hijo recién nacido de Vásquez, quien vivió solo siete horas después de su alumbramiento.

«Con la muerte de Journey, todo cambió», recuerda Vásquez, de 30 años de edad. «El nombre que se le dio a la iglesia es por la tarea en la cual todos estamos empeñados, y por el hecho de que Dios puede tomar lo peor de nuestra vida, las cosas más desagradables, y convertirlas en algo verdaderamente grande».

Vásquez fue anteriormente el director de jóvenes para el Distrito Multicultural de Florida de las Asambleas de Dios. Él recibió entrenamiento para el inicio de nuevas iglesias a través de la Red de Multiplicación de Iglesias (CMN, por sus siglas en inglés), en la cual la Journey Church fue una congregación que se inició la ayuda de AGTrust Matching Fund.

La Red de Multiplicación sirve como el instrumento para el inicio de nuevas iglesias de las Asambleas de Dios, y en sus ocho años de trabajo, ha contribuido a un notable crecimiento de dichas iglesias. Un impresionante diecisiete por ciento de las actuales iglesias de las Asambleas de Dios tuvieron su inicio dentro de este período. Y parece que la estrategia empleada está produciendo resultados de larga duración. Más del 90 por ciento de las iglesias que se han iniciado a través de este sistema permanecen abiertas después de cinco años desde su inicio.

Elizabeth Ríos, una de estas obreras, dio inicio a la iglesia CityReach, en Pinos de Miramar, en septiembre, tras una serie de significativos fracasos, incluyendo el inicio de una iglesia que no estaba afiliada a la Fraternidad y que no sobrevivió. Miramar, Florida, con 122.000 habitantes, era la ciudad de los Estados Unidos con más población donde no había una iglesia de las Asambleas de Dios. Elizabeth desconocía esta información, en circunstancias de que ella vivía en Miramar, y estaba orando para dar inicio a una nueva iglesia.

«Hemos regresado y tenemos un aprecio por la fraternidad de las Asambleas de Dios», dice Ríos. «Cuando usted prueba algo que no ha tenido por largo tiempo, lo saborea».

Mientras que las Asambleas de Dios sigue creciendo en cantidad de iglesias, también ha visto 26 años de crecimiento consecutivo de adherentes en los Estados Unidos. La fraternidad ha crecido de manera continua en un 43 por ciento de adherentes principalmente de minorías étnicas no blanca. Más de la mitad (53 por ciento) de los creyentes de las Asambleas de Dios es menor de 35 años de edad.

Chris Railey, director de CMN, ve el crecimiento histórico alcanzado como un punto de partida, en vez de la línea final de llegada.

Railey dice: «En los Estados Unidos hay 33.000 comunidades y 13.000 iglesias de las Asambleas de Dios. No hemos concluido la obra en nuestro país. A causa de la globalización, el mundo está viniendo a nosotros. Una de las mejores maneras de alcanzar el mundo está precisamente aquí, en Norteamérica. Deseamos proveer la preparación, los recursos, y la red de contactos para ver una iglesia saludable establecida en cada comunidad en los Estados Unidos».

El crecimiento de las Asambleas de Dios en los Estados Unidos también puede verse alrededor del globo terráqueo. Hay casi 68 millones de adherentes de las Asambleas de Dios , y más de 365.000 iglesias a través del mundo.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English

Authors: Mark Forrester