Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















ANAHEIM, California - Los oficiales de las Asambleas de Dios continúan en busca de la liberación de un pastor inmigrante que ha estado encarcelado desde el 24 de julio y enfrenta la deportación.

Noé Carias de cuarenta y dos años y de origen guatemalteco es pastor en una iglesia AD en Los Ángeles. Él ha vivido en los Estados Unidos el último cuarto de siglo. Su esposa, Victoria, nacida en California con quien ha estado casado catorce años, es una ciudadana estadounidense, al igual que los dos hijos de la pareja, Nylah, y Abraham de seis y cinco años respectivamente.

«Mi esposo no es una amenaza», dijo Victoria a PE News el viernes. «Él ama este país y cree en protegerlo».

Victoria y Noé se conocieron cuando eran adolescentes en una iglesia de las Asambleas en Los Angeles. Noé se convirtió a Cristo a la edad de 17 años.

Hace seis años, Noé y Victoria comenzaron la Iglesia Pentecostal Cristo la Roca de Poder Asambleas de Dios en el salón de su casa en Los Ángeles. La iglesia ha crecido a setenta y cinco asistentes, y ahora alquila un espacio comercial. Noé ha tomado cursos a través de la escuela bíblica del Distrito Pacífico Sur de las AD.

Victoria dice que cuando ella y Noé se casaron, buscaron consejo legal sobre el caso de él para que se hiciera ciudadano de los Estados Unidos. Sin embargo, el camino parecía inverosímil. Los abogados les dijeron que Noé tendría que abandonar el país durante una década antes de que se le permitiera regresar para obtener un estatus legal permanente.

Finalmente, hace dos años, cansado de vivir con miedo, Noé inició el proceso de ciudadanía. Obtuvo un permiso de trabajo y obtuvo un número de Seguro Social. Posteriormente, en 2015 y 2016, el gobierno le concedió estancias de remoción.

Pero el mes pasado funcionarios federales negaron su petición de renovación para una suspensión de la remoción, lo que resultó en su detención, y la posible deportación.

Los funcionarios de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) sostienen que Carias es un infractor reiterado de inmigración que ha asumido múltiples identidades y nacionalidades en el pasado para evadir la aplicación de la ley de inmigración.

Carias sostiene que el subterfugio surgió de su deseo de localizar a sus padres. Afirma que fue secuestrado por guerrilleros en Guatemala cuando tenía siete años, y que permaneció cautivo hasta que escapó a la edad de doce años. Mientras tanto, sus padres, al creer que su hijo había sido asesinado, huyeron a México.

Eventualmente, Carias encontró a sus padres en México. Él ingresó inicialmente a los Estados Unidos a la edad de 13 años como trabajador indocumentado buscando un mejor futuro financiero. Regresó a los Estados Unidos después de ser deportado a México dos veces cuando era un adolescente. La orden de deportación actual tiene su origen en 1995, cuando Carias tenía 20 años.

Carias tiene pendientes mociones legales para retirar sus órdenes de deportación, así como una moción para reabrir el caso.

ESFUERZOS DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS


El superintendente general de los Estados Unidos, George O. Wood, ha estado en contacto con funcionarios de la Casa Blanca para buscar la liberación del pastor.

En una carta enviada el día después de la detención de Noé, Wood dejó claro que él ve el caso como un asunto de justicia y moral.

«Esta es una situación injusta», escribió Wood. «También traiciona lo que el presidente ha dicho sobre ir tras criminales que están aquí ilegalmente. Este pastor está tan lejos de ser un criminal como cualquiera puede estarlo».

Wood encuentra que es absurda la intención de ICE de deportar a un pastor que ha vivido en el país durante veinticinco años, está casado con una ciudadana estadounidense, y que tiene dos hijos nacidos en los Estados Unidos. Wood sugirió que tiene poco sentido que la administración desafíe una base que está alineada con tantos problemas pro-vida y pro-familia.

«La administración está arriesgando una erosión seria, si no pérdida completa, del apoyo de creyentes evangélicos de habla hispana», continuó Wood. «Es este tipo de deportación irracional, insensible e injusta lo que enfurece y aliena a los evangélicos de habla hispana».

El tema surgió el jueves por la tarde en una sesión de negocios del Concilio General, cuando se celebraba la convención nacional bienal en Anaheim. Wood dijo a los delegados que el presidente no está promoviendo los valores familiares deportando a un esposo no violento de su esposa ciudadana estadounidense.

«Imploro a esta administración que tenga en cuenta las circunstancias especiales que rodean el caso del pastor Noé Carias y conceda una suspensión de la deportación para que permanezca con su esposa e hijos y continúe siendo una voz de esperanza en Los Ángeles», dijo Wood.

Casi trescientos presbíteros generales de la AD oraron por Vicky Carias después de que el superintendente del Distrito del Pacífico Sur Sergio Navarrete la invitó a reunirse con ellos la semana pasada.

El mes pasado, Navarrete envió una carta a los funcionarios de ICE en Los Ángeles, afirmando que Carias es un pastor en buen estado, y ha sido un cristiano fiel y dedicado durante veinticinco años.

«Él ha demostrado ser muy confiable y sirve como un gran modelo a seguir», escribió Navarrete.

Todos los catorce superintendentes hispanos de los Estados Unidos han instado a Wood a intervenir en nombre de Carias. Las Asambleas de Dios de Estados Unidos tiene casi 750.000 adherentes hispanos, o el veintidós por ciento de los asistentes generales de la confraternidad. En 2006, el Presbiterio Ejecutivo adoptó una declaración oficial sobre la inmigración.

Al comienzo de la sesión de negocios del viernes por la mañana, Wood presentó a Victoria, Nylah y Abraham Carias a los asistentes.

«Son el rostro de lo que está sucediendo a muchas de nuestras familias en este país», dijo Wood.

Victoria ha estado confiando en las ofrendas de amor para sobrevivir. Sin embargo, Wood, después de una breve consulta con el tesorero general Douglas Doug Clay, anunció en la reunión de negocios del viernes que la fraternidad donaría $ 10.000 a la familia Carias. Victoria se secó las lágrimas ante las noticias.

Además, los asistentes a la sesión de negocios tomaron una ofrenda. Los contribuyentes también pueden ofrendar en línea o en la aplicación GC17 enviando un mensaje de texto a «Carias» al 95577.

Los delegados de la convención también elaboraron una resolución de emergencia unánime para enviarla a la Casa Blanca, solicitando la liberación de Carias del encarcelamiento y pidiendo que se le otorgue la residencia legal.

Wood dijo a PE News que durante sus últimos días como superintendente general, su mandato termina en octubre, continuará aumentando los esfuerzos para la liberación del pastor.

DESGASTE EMOCIONAL

Victoria Carias y los niños pueden ver a Noé detrás de las rejas en el Centro de Detención de Adelanto periódicamente, con el contacto físico limitado a un abrazo y beso al inicio y al final de las visitas.

«Para mis hijos es emocionalmente difícil», dijo Victoria a PE News el viernes. «Necesitan la presencia de su padre en casa». Nylah se acurrucó con un animal de peluche en miniatura y Abraham jugó con un tractor de plástico durante la entrevista.

«Sólo queremos continuar nuestro trabajo en la iglesia», dice Victoria. «Esa ha sido toda nuestra vida juntos».

Mary Duong, de Clergy & Laity United for Economic Justice de Los Ángeles, ha estado activamente abogando por la familia Carias. Duong, cuyo padre es el superintendente de las Asambleas de Dios de Vietnam, ha sido uno de los muchos socios que ayudan a crear conciencia del estatus de Carias. SoCal Matthew 25 ha estado liderando estos esfuerzos.

Las congregaciones individuales en el Distrito del Pacífico Sur se han comprometido a apoyar a la familia Carias de manera práctica durante treinta y cinco semanas sucesivas. Navarrete dice que Carias comenzó clases bíblicas en detención, y catorce personas han aceptado a Jesús como Salvador como resultado a sus clases.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Redención en medio de embarazos perdidos

Thu, 19 Jan 2017 - 9:06 AM CST
















«No puedo encontrar un latido de su corazón. Lo siento mucho».

Celeste Austin escuchó las palabras devastadoras de su médico. A la edad de 29 años, ella y Wade, su esposo, estaban emocionados sobre el primer embarazo. Debería haber asistido a un chequeo regular. Todo cambió con la terrible verdad. Sin ninguna advertencia, ningún síntoma, pues ya no había un bebé.

Austin siempre había asumido que sería una mamá, así que trató otra vez de tener otro bebé. Sin embargo, tuvo tres abortos seguido, mucho dolor, mucha angustia emocional.

Melonie Ford tenía dos hijos sanos, Caleb y Devon y a los 29, estaba embarazada de su tercer hijo, era una niña muy deseada. Ella y su esposo, Tory, trabajaban preparando el entorno, llenando la sala con adornos color rosa y con volantes. Cuando llegó su momento, en el día de la independencia en el año 2009, Ford dio a luz, pero no tenía ningún latido del corazón. Ella nació muerta. Un día cuando la nación celebraba su libertad, Ford no tenía nada para celebrar. Con los brazos vacíos entró a un carro con una silla para bebés vacía, y regresó a una casa muy silenciosa.

Ambas mujeres así como el 15 a 20% de madres embarazadas que pierden a sus niños en sus vientres, la perdida está compuesta de una profunda tristeza, vergüenza y culpa.

«Me preguntaba si había hecho algo para hacer que esto sucediera» confiesa Ford, todavía emocionada.

Austin sentía que no había sido exitosa como mujer. Muchas veces la cultura en las iglesias, sin darse cuenta, definen a la mujer solo con la maternidad.

«Sabes que es una mentira del enemigo el que no eres una mujer entera a menos que usted sea madre», dice Austin.

Además, aunque otras damas intentaron brindar apoyo en medio de lo que había sucedido, tuvieron que tolerar comentarios alegres, bien intencionados, pero que en el fondo no causaron alivio: eres joven, tendrás más niños. Al menos tienes esos dos muchachos. Dios tiene un plan…

Mientras que Austin y Ford encontraron consuelo en su iglesia, Northland Christian Assembly en Flagstaff, Arizona, Aun así Austin se sorprendió particularmente por la falta de entendimiento de algunas personas.

«Como cristianos luchamos por la causa Provida, creyendo conforme a la palabra que la vida empieza en la concepción y que cada vida es sagrada» dice Austin. «Pero cuando alguien tiene un aborto, parece que gran parte de la respuesta es, estarás bien. Tendrás otro. Las personas no lo tratan como una muerte, pero fue una muerte. Confieso que tuve que pasar por todas las etapas del duelo».

La anterior pastora de Austin y Ford en Northland, Kay Burnett, y ahora directora Nacional en las Asambleas de Dios del Ministerio a la mujeres, es muy sensible a estas necesidades y ve un número sin precedentes de mujeres que luchan con este tipo de pérdida. Burnett reconoce que la mayoría de las mujeres que atraviesan por este momento tan difícil, se quedan solas para buscar y encontrar ayuda para procesar su dolor y sanar de sus terribles experiencias.

«No pienso que la iglesia está suficientemente preparada para ministrar correctamente en esta área, y siento una gran responsabilidad para cambiar eso», dice Burnett. «Especialmente cuando pierdes varios, necesitas escuchar historias alentadoras que traen esperanza y sanidad. Debemos comenzar esa conversación y proporcionar estos recursos».

A Burnett le encantaría que las iglesias locales tengan todos los recursos, para apoyar de forma inmediata a todas mujeres que pasan por las secuelas de un aborto, puedan tener el apoyo bíblico y confiable.

«Todavía dependen del único sanador de todos y recibir dirección para lo que debe hacer cuando atraviesan estas emociones y diferentes etapas del proceso», dice Burnett.

Todo esto significa que debemos ser compasivos mucho tiempo después de la perdida. Según un estudio del British Journal of Psychiatry, casi el 15 por ciento de las mujeres que han sufrido un aborto espontáneo experimentan una gran depresión y ansiedad, que, en algunos casos puede durar años. Burnett reconoce que para estas mujeres el dolor nunca termina y simplemente aprenden a seguir adelante.

Ford da testimonio de esa verdad. Después de su primera pérdida, ella tuvo a una segunda, Madelyn que perdió. Cada año en sus cumpleaños, sobre todo, ella recuerda y aun las llora. Pese a todo, ella agradece a quienes han estado en su proceso y han llorado junto con ella.

«Tengo amigos que, cada 4 de julio y el 18 de marzo, están pensando siempre en mí» dice Ford. «Eso es importante porque no tengo mucho para simbolizar la vida de mis hijas, pero siempre las recuerdo en mis pensamientos, así que se siente bien cuando las personas las recuerdan».

Para Austin y Ford, sus historias, aunque han experimentado mucho dolor, han aportado razones para alegrarse. Hace dos años Austin, ahora de 39 años y líder de adoración en Florence First Asamblea de Dios en Arizona, finalmente pudo dar a luz a una niña muy saludable, Elianna («el Señor ha respondido») y después tuvo otro aborto, dio a luz a Malaquías, que ahora tiene 5 meses de edad. Ford, ahora de 36 años, es una madre ama de casa, también dio a luz a una saludable niña, Isabelle, quien ahora es 3 años.

Ambas mujeres reconocen que, aunque el dolor de la muerte de un niño nunca desaparece, han encontrado significado en compartir acerca de sus situaciones para ayudar a otras en su misma situación.

Austin y Ford se hacen disponibles para apoyar aquellas que sufren en silencio, con el fin de darles esperanza y la sanación que han experimentado a través de Cristo.

«Es redentora», dice Austin. «Yo puedo ayudar a otras mujeres para que no se sientan solas».

Además, el esposo de Ford, Tory, ahora ministra a otros hombres que están en situaciones similares con sus esposas.

IMAGEN - padre Tory, madre Melonie, hijo Caleb (13), hijo Devon (11), e hija Isabelle (3).



Lea este artículo en inglés/Read this article in English