Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD

 














Los Estados Unidos tiene gran variedad de paisajes, Yuma, Arizona, puede considerarse el plato de ensalada de la nación.

Más del noventa por ciento de los vegetales de hoja verde que consumen los estadounidenses durante el invierno se cultivan en este oasis en el desierto cerca de la frontera de México. El río Colorado, que fluye a través de siete estados y moldea el Gran Cañón, aporta vida y fertilidad al área de Yuma. Esta es la última parada de sus aguas en Estados Unidos antes de desembocar en el Golfo de California.

Víctor y Elizabeth Venalonzo se concientizaron de la naturaleza vital de los ríos limpios cuando, hace siete años, asumieron el pastoreado de la Iglesia Betania, una congregación de las Asambleas de Dios de 250 congregaciones en esa ciudad de 94.000 habitantes. Gran parte de la comunidad y muchos de los miembros de Betania siguen «la corrida» del trabajo agrícola estacional entre Yuma y el norte de California.

Cuando la pareja se mudó a Yuma desde Fullerton, California, en 2010, Víctor, de 50 años, notó que el Río Colorado tenía alarmantemente menos agua de lo que esperaba. El peligro parecía evidente.

«Tenemos un compromiso en el libro de Génesis para ser buenos administradores de los recursos», dice, en concreto el Río Colorado, «si no hacemos algo pronto, terminaremos con nada. Si el agua desaparece, nuestra ciudad desaparecerá».

«Vimos la sequía en California», dice Elizabeth. «Justo aquí la vemos de primera mano». Por un tiempo, el nivel de agua del Colorado era demasiado bajo para los bautismos. El peligro adicional viene de la contaminación de la fuente cada vez más débil. No hace mucho tiempo atrás, el río estuvo envenenado con metano, un gas tóxico procedente del desecho de una mina.

Mientras tanto, Víctor dice que el Espíritu Santo lo guio al Libro de Jeremías.

«Dice muy claramente que debemos hacer la cosecha, continuar con nuestras vidas, pero al mismo tiempo proteger los recursos», dice. «Quiero tener una congregación durante los próximos 50 años, o hasta que Jesús venga. Quiero seguir sirviendo a mi comunidad, pero si no hay agua, no habrá comunidad a la cual servir».

Los Venalonzos comenzaron a enseñar a los congregantes de la iglesia Betania no sólo los medios bíblicos sobre la mayordomía, también prácticos.

«El próximo paso para nuestra gente será usar menos agua para hacer las cosas», dice Víctor. «¿Por qué lavar su coche en la entrada del garaje de su casa cuando se puede llevar a un lavado de coches que recicla el agua? ¿Por qué tomar una ducha de 15 minutos cuando se puede tomar una en solo cinco minutos?»

«Comenzamos a hablar con nuestros amigos sobre este tema», dice Elizabeth. Parte de la sensibilización incluye educar a la comunidad sobre la mayordomía, que incluye el uso de agua sólo durante ciertas horas del día».

La preocupación de Victor por los recursos hídricos se extiende a través de la frontera a México, que recibe poco beneficio del río. Por lo que las personas deben confiar en los pozos para su suministro de agua.

«Algunos de los pastores amigos míos del lado mexicano están muy preocupados por sus comunidades», dice Victor.

Además, Víctor se vinculó a una alianza cristiana llamada Por La Creación, que educa al público sobre la administración de los ríos en los Estados Unidos. Esta relación trajo un equipo a la Iglesia Betania para filmar un segmento para el reciente documental Leche y Miel, incluyendo a Víctor predicando un sermón sobre el agua y un servicio de bautismo de la iglesia Betania en el Río Colorado.





Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Invitación a la toma de posesión 

Tue, 17 Jan 2017 - 11:21 AM CST
















En un par de primicias históricas, Samuel Rodríguez no sólo será el primer pastor de las Asambleas de Dios en participar en una toma de posesión presidencial, sino que también será el primer hispano.

El día de la inauguración para el Presidente electo Donald J. Trump es el 20 de enero en las escaleras del Capitolio de los Estados Unidos.

Rodríguez es pastor principal de New Season Christian Worship Center en Sacramento, California, y presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano. Él le comunicó a PE News que a mediados de diciembre recibió una llamada telefónica y un correo electrónico del comité inaugural de Trump pidiéndole que participara en la toma de posesión. Él se unirá a otros clérigos en la plataforma, incluyendo a Franklin Graham y la televangelista Paula White.

«Sin lugar a dudas, la oportunidad de hablar en la plataforma política por excelencia en el mundo, y poder elevar a Jesús en ese escenario ante esa audiencia global es uno de los mayores privilegios que he recibido en mi vida», dice Rodríguez. «Es una oportunidad divina que uno no puede rechazar».

Rodríguez dice que ser el primer evangélico latino en la historia de Estados Unidos en participar en una toma de posesión presidencial es una lección de humildad y dice sentirse honrado.

Él dice que «Habla del crecimiento del movimiento pentecostal».

Dennis Rivera, director de la Oficina de Relaciones Hispanas de las AD, dice que Rodríguez ha ganado el respeto de muchos líderes en Washington D.C. Rivera describe a Rodríguez como un elocuente orador que ha tenido cuidado de no apoyar a un partido político o candidato. Rivera cita los personajes bíblicos Ester, Daniel y José, que fueron llamados por Dios para asesorar a los líderes del gobierno. «Dios todavía está permitiendo que ciertos hombres y mujeres tengan influencia, y que sean escuchados nuestros líderes», dice Rivera.

Recuerda que hubo un tiempo en que los pentecostales probablemente no habrían sido invitados a participar en un evento como ese.

«Es un honor para un ministro ordenado de las Asambleas de Dios lograr esto», dice Rivera. «El compromiso de Sam Rodríguez es con la agenda del Cordero, no con la agenda del elefante o del burro».

Rodríguez dice que el pasado mes de junio se reunió con el entonces candidato Trump para «un debate muy sano» sobre temas como la libertad religiosa y la inmigración. «También hablamos sobre la unidad racial en lo que respecta a unir el país». Sin respaldar al candidato, Rodríguez trabajó con la campaña para promover estos temas.

Rodríguez tendrá una ajetreada semana inaugural en Washington, donde hablará en una gala cristiana, varios servicios de oración, y tendrá entrevistas con los medios de comunicación, y culminará con la inauguración. Su esposa, Eva, que pastorea junto a él en New Season, lo acompañará a los eventos de la semana y se sentará en una plataforma cercana a los participantes en el programa.

La pareja ha orado en otros eventos políticos nacionales. En 2008, la oración de Eva Rodríguez abrió la Convención Nacional Republicana, mientras que la oración de Samuel Rodríguez abrió la convención de 2012. En 2008, Samuel Rodríguez participó en el servicio de oración del presidente Barack Obama en la Iglesia Episcopal St. John, al lado de la Casa Blanca, en la mañana de la toma de posesión.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English

Authors: Deann Alford