Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Indudablemente Joe y Natalie Barnoske sabían lo que Dios quería que ellos hicieran. Alcanzar a los jóvenes con el mensaje de Jesucristo era su devoción consumidora. Como pastores de jóvenes, llegaban a las vidas en su comunidad, pero el alcance era limitado. Resolvieron que Dios quería que dejaran su cargo en la iglesia para hacer reuniones escolares y llevar a cabo un evangelismo juvenil más amplio en su estado de origen de la Florida.

El esfuerzo de los Barnoske tuvo éxito. El ministerio era gratificante y estaban bien financieramente, pero dividir el tiempo entre la labor del evangelismo y la responsabilidad fiscal limitó la expansión de los esfuerzos ministeriales.

¡De pronto la pareja tuvo una revelación!

No, no fue una voz del cielo, pero muy bien pudo haber sido un encuentro concertado por Dios.

Un amigo, Al Force, que había sido director de jóvenes del distrito peninsular de la Florida, les sugirió que se hicieran misioneros de Youth Alive

¿Y eso qué es? Las expresión de sus rostros lo decían todo: no tenían ni idea de lo que les estaba hablando.

Las Misiones E.U.A. de las Asambleas de Dios tienen siete áreas de enfoque, siendo la juventud una de ellas. Youth Alive es un esfuerzo único entre las Misiones E.U.A., que proporciona misioneros, y el Ministerio Nacional de Jóvenes, que continúa ministrando a los jóvenes, a menudo en cooperación con los misioneros.

Aunque los Barnoske tenían antecedentes y experiencia con las Asambleas, se quedaron sin palabras. Todo esto era nuevo para ellos, pero también ¡era una respuesta a la oración!

«Recuerdo que en las entrevistas para ser un misionero,  nos preguntaban acerca de ser capaces de funcionar financieramente» cuenta Joe. «Me reí.  Pasar de nada a realmente tener apoyo, ¡eso sí era un cambio radical!»

Los Barnoske también aprendieron  que, como misioneros, podían solicitar diversos  fondos para recursos, equipo y transporte para el ministerio, a través de programas como Luz para los Perdidos (LFTL, por sus siglas en inglés), Desafío Misionero para Niños y Niñas (BGMC, por sus siglas en inglés) y Speed the Light (STL, por sus siglas en inglés).

No había duda, ¡era un cambio radical!

Desde entonces, los Barnoske han sido nombrados a nivel nacional como los misioneros de  Youth Alive en la Península de la Florida.

«Hay alrededor de 1,5 millones de jóvenes, de sexto grado hasta la escuela secundaria, en la Florida», explica Joe. «Si las estadísticas son correctas, alrededor de 1,4 millones de ellos no asisten a la iglesia de manera regular». Joe también señala que la idea de Natalie de crear un Día del Empoderamiento, combinado con el apoyo que reciben a través de los donantes y de los fondos para proyectos, los ayudó a ver que su ministerio podía extenderse más allá de sus expectativas.

«Dios puso esa carga en nuestro corazón de alcanzar a la próxima generación y darles poder», dice Natalie. «Los jóvenes han sido silenciados por el mundo y por no entender el verdadero significado del evangelio. El Día del Empoderamiento trata de la comprensión de la Biblia, de investir de poder a los jóvenes para que la voz de ellos sea oída y para que Dios la use para impactar al mundo».

Los Barnoske iniciaron su ministerio con los jóvenes en el estado de Florida en mayo de 2015. Poco después, Natalie propuso la idea del Día del Empoderamiento, con el propósito básico de equipar a los estudiantes con recursos bíblicos y exponerlos al propósito de que fueran llenos del Espíritu Santo.

Con el establecimiento de seis diferentes jornadas del Día del Empoderamiento en todo el estado, lograron reunir cerca de mil estudiantes. Cada uno recibió una Biblia de Estudio Vida Plena y una guía devocional de cinco semanas, «POWER Me Challenge» que cubre los temas Oración, Derramamiento, Testimonio, Evangelismo y Recibir (el Espíritu Santo). Este año, más de 750 estudiantes participaron en el Día del Empoderamiento.

El resultado de tener estudiantes fervientes en la meta de alcanzar a sus compañeros de clase para Cristo ha sido extraordinario.

«Hay tantas historias de estudiantes que vinieron al Día de Empoderamiento», dice Joe, y su emoción es obvia. «Una joven que estudia de manera independiente, ha alcanzado a la escuela de su comunidad organizando una noche de adoración después de un partido de fútbol, y llegaron 250 jóvenes. Un estudiante puso en marcha un club cristiano en su escuela predominantemente musulmana y ahora el hijo del director es uno de los muchos que asisten. Tres estudiantes miembros de un club cristiano celebraron una Noche de Invictos a la cual llegaron 300 estudiantes y de ellos, 100 aceptaron a Cristo como su Salvador. Hay otro estudiante que regularmente se para sobre una mesa de picnic en su escuela y predica una y otra vez. ¡Dios ha sido tan fiel!»

«Los Barnoske ejemplifican lo que debe ser un eficaz misionero de Youth Alive», señala Kent Hulbert,  misionero a nivel nacional de Youth Alive: «desde perseguir el sueño y el corazón de Dios para cada estudiante, hasta  equipar y trabajar de forma creativa a través de las iglesias locales y en su distrito para alcanzar cada estudiante».

A pesar de que los Barnoske han visto 2.800 estudiantes dar su vida a Cristo bajo su ministerio, y muchos más a través del ministerio de los estudiantes en las escuelas, no dejan de señalar el apoyo que ellos han recibido.

«La asociación con Luz para los Perdidos (que proporcionó gratuitamente las Biblias de Estudio a los estudiantes el Día del Empoderamiento) es tan crucial específicamente para nosotros», dice Natalie. «Estamos alcanzando jóvenes, muchos de ellos, que desconocen de la Biblia. Pero ahora tenemos centenares de misioneros en escuelas que han recibido las herramientas para estudiar esas biblias y tener una comprensión del Espíritu Santo. «Es difícil expresar lo valioso que ha sido para nuestro ministerio la posibilidad de entregar a los estudiantes una Biblia con comentarios específicos sobre cómo la Palabra se aplica a ellos».

«Joe y Natalie se han unido a una familia creciente [Youth Alive] que va tras el llamado de Dios para darlo a conocer a esta generación de adolescentes», dice Hulbert. «¡Tal vez los siguientes “Joe y Natalie” están leyendo este artículo ahora mismo, y un día se conviertan en misioneros de Youth Alive como respuesta a sus oraciones!»

A medida que alcanzan el punto medio del plan de 5 años para conformar tres mil misioneros a los estudiantes, desafiándolos a ser parte de algún tipo de movimiento en su escuela, y luego lanzando el Proyecto 7 en la Florida, los Barnoske se sienten muy optimistas de la posibilidad de alcanzar sus objetivos, posiblemente incluso antes de lo previsto, creyendo que socios poderosos del ministerio como Light for the Lost, Speed the Light y BGMC ayudarán a conseguirlo.

«Es maravilloso participar del equipo de misiones», dice Rick Allen, director nacional de LFTL. «No todo el mundo está llamado a la obra misionera, pero creo que Joe y Natalie lo dejan muy claro: ¡aquellos que se sienten llamados a apoyar las misiones y a los programas de apoyo misionero, como Luz para los Perdidos, juegan un papel vital en el éxito de nuestros misioneros!»



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Todo el Evangelio a todo el mundo—Nuestros vecinos

Mon, 09 Jan 2017 - 9:51 AM CST
















Hace ya un siglo, en 1916, los lectores de la revista Pentecostal Evangel, se informaron de la vehemente súplica de H.C. Ball, líder pionero en el desarrollo de un ministerio al pueblo de habla hispana en los Estados unidos de Norteamérica. Él se refirió a la «multitud» de ciudadanos mexicanos que se estaba trasladando a las ciudades fronterizas de Texas. Él se sintió conmovido al ver cuántos de ellos luchaban para encontrar alimento y sobrevivir.
 
Ball hizo un llamado a que cada Asamblea de Dios se propusiera ayudar a «un grupo de cinco o seis mexicanos» porque «la salvación de ellos podría depender de nosotros». Conocí personalmente la compasión de H.C. Ball porque después de su jubilación fue mi maestro de escuela dominical, cuando yo estaba en mi primer año de escuela superior.
 
El corazón de H.C. Ball y de los líderes fundadores de nuestra Fraternidad todavía comunica de manera clara y resonante su fervor por el mayor movimiento evangelístico que el mundo jamás ha visto. Y, con una cierta medida de triste ironía, todavía enfrentamos muchos de los desafíos que teníamos un siglo atrás.
 
Veintitrés por ciento de los adherentes a las Asambleas de Dios en los Estados Unidos son hispanos. Tanto en las iglesias hispanas como en las que no lo son, ha surgido la preocupación acerca de la crisis migratoria y toda la retórica en torno a ella.
 
Esa misma preocupación apolítica de alcanzar a toda criatura, motivó a muchos de los superintendentes de distrito de las Asambleas de Dios de los Estados Unidos a reunirse para debatir acerca del temor y la confusión que se ha propagado después de la elección presidencial de 2016.
 

  • Desde una perspectiva pastoral, ¿de qué manera atenderán a los hogares que potencialmente serán divididos por las «deportaciones masivas»?
  • ¿Cómo podrán los ministros alcanzar efectivamente a los inmigrantes en su comunidad que se sienten atemorizados, y aunque los temores sean infundados?
  • ¿De qué manera la iglesia puede ser una fuente de sanidad en un territorio dividido?


Fue entonces cuando surgió una extraordinaria oportunidad en que estos superintendentes pudieron presentar sus preguntas e inquietudes al equipo de transición del presidente electo Trump. Ellos recibieron las siguientes respuestas aclaratorias:

  • Las «deportaciones» que ha mencionado la administración de Trump se aplicarán sólo a los delincuentes criminales.
  • La administración entrante hará las gestiones necesarias para proteger a los hijos de los inmigrantes al remplazar el decreto ejecutivo de Obama (DACA, por su sigla en inglés) con una legislación oficial.
  • El presidente electo tiene la intención de edificar una muralla, asegurar la frontera, y poner fin a la inmigración ilegal.
  • Una vez que la frontera esté asegurada y los componentes de verificación electrónica [e-verify] sean incorporados a los lugares de trabajo, Trump trabajará con el Congreso para legalizar e integrar a esos «formidables y esforzados trabajadores y familias indocumentadas que temen a Dios».


Aunque estas aclaraciones pueden ser alentadoras para algunos y desalentadoras para otros, la misión de las Asambleas de Dios nunca ha sido política ni abogamos por quien infringe o subvierte la ley. Esta Fraternidad claramente existe con el propósito de evangelizar, adorar, discipular, y mostrar compasión. Como iglesia, nuestra preocupación principal no es si la persona es documentada o indocumentada, sino que si es salva o no lo es. Nuestra misión es «que nadie se pierda».

Cuando veamos refugiados o inmigrantes en nuestras comunidades, que el llamado de H.C. Ball en 1916 resuene hoy en nuestro corazón: «la salvación de ellos podría depender de nosotros». En estos cien años, las Asambleas de Dios en el mundo ha crecido de 300 afiliados a cerca de sesenta y ocho millones en 365.000 iglesias presentes en casi cada país. Es posible que también encontremos refugiados e inmigrantes en nuestras comunidades que están conectadas a la familia global de las Asambleas de Dios.
 
Obedezcamos el consejo de las Escrituras de orar por nuestras autoridades políticas y nuestro país para que colectivamente respondamos al Señor y a nuestro prójimo de la manera que el profeta Miqueas nos recuerda: «¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios» (Miqueas 6:8, NVI).

_________

George O. Wood es el superintendente general de las Asambleas de Dios de los Estados Unidos de Norteamérica y presidente de la Fraternidad Mundial de las Asambleas de Dios.
 
NOTA DEL EDITOR: El presbiterio ejecutivo de las Asambleas de Dios adoptó esta posición respecto a la inmigración en el año 2006.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English

Authors: George O. Wood