Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias 

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















El fundador de los Ministerios Árabes de Alcance (AOM por si sigla en inglés) con sede en la Florida cree que Dios está abriendo enormes oportunidades de ministerio a los árabes.

Nacido en Jerusalén, el árabe George A. Rafidi, y su esposa, Jessica, comenzaron AOM en Jacksonville, Florida, en 1996. Los Rafidis son misioneros misiones interculturales de Misiones E.U.A., y en el curso de los años seiscientas veintisiete personas han tomado decisiones de salvación a través de AOM.

Más de trescientas personas asistieron a un evento de Navidad de la AOM para refugiados árabes en Tampa, Florida. Noventa y ocho de ellos pasaron al altar para entregar su vida a Cristo.

«Estamos muy sorprendidos por el número de personas que se presentaron, y más sorprendidos por cuántos fueron al altar», dice Rafidi, de cuarenta y cinco años.

Durante la inauguración de Tampa Christmas Outreach, los asistentes se registraron para los sorteos de premios. Cada familia recibió una Biblia y una copia de la película Jesús en árabe. Rafidi dice que el ministerio mantiene contacto con los nuevos conversos a través de llamadas telefónicas y visitas a los hogares. AOM también proporciona transporte en autobús para asistir a los servicios de la iglesia a los nuevos cristianos que lo solicitan.

AOM ha ayudado a fundar siete congregaciones en la Florida, incluyendo en Jacksonville y Tampa. Rafidi dice que estas iglesias árabes tienen un promedio de treinta y cinco adherentes.

Mousa Aweis y su esposa, Vera, que se conocieron por primera vez con AOM hace diecinueve años, están agradecidos a Dios por el ministerio.

«No estaríamos donde estamos hoy espiritualmente en nuestro caminar con Cristo sin el amoroso ministerio de la AOM», dice él.

Rafidi dice que el ministerio planea hacer otra evangelización en Tampa en febrero.

«Dios se ha estado moviendo de maneras misteriosas», dice. «Creemos que en 2017 veremos árabes llegar al conocimiento salvador a través de la fe en Cristo como nunca antes». Rafidi dice que Dios lo inspiró recientemente a través de Habacuc 1:5, que declara: «¡Miren a las naciones! ¡Contémplenlas y quédense asombrados! Estoy por hacer en estos días cosas tan sorprendentes que no las creerán aunque alguien se las explique». 

Scott Temple, director de la Oficina de Relaciones Étnicas de las AD, cree que la AOM ha respondido a las cambiantes necesidades de la población árabe en los Estados Unidos.

«Muchas vidas han sido cambiadas, los enfermos han sido sanados, y los matrimonios han sido restaurados», dice Temple. «La gente de todo el país alaba a Dios por traerlos a través del ministerio de la AOM».

Sin embargo, Rafidi dice que los árabes tienden a negarse a aceptar a Jesús como Salvador por temor.

«La mayor necesidad de los árabes es la aceptación y la comprensión», dice Rafidi. «Los refugiados árabes, en particular, siempre tienen necesidades financieras que tratamos de suplir cuando el Señor nos lo permite hacer».

La mayor necesidad de la OMA es para los trabajadores, según Rafidi.

«Debido a que es muy difícil y requiere un compromiso a largo plazo antes de ver el fruto de su trabajo, la gente no quiere participar en el ministerio a los árabes», dice Rafidi. «La clave para ministrar a los árabes es el evangelismo de amistad. Las visitas y ofertar un lugar de culto en árabe son maneras de seguir con el discipulado».


Foto: George y Jessica Rafidi tienen tres hijos, hijo Andrawes e hijas Emma y Lilian.



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos

Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000


 

Las Noticias

Regresar al índice de las noticias

Las naciones vienen a Phoenix

Mon, 19 Dec 2016 - 9:54 AM CST
















Cuando Wayne y Drue Huffman regresaron a los Estados Unidos después de más de dos décadas como misioneros de las Asambleas de Dios en Europa, descubrieron un campo misionero diferente mucho más cerca de casa.

Los Huffmans se dieron cuenta rápidamente de las luchas a las que se enfrentan los inmigrantes locales y refugiados, y su necesidad por el evangelio.

«Volvimos a un Estados Unidos donde el mundo está llegando a nosotros», dice Wayne Huffman. «La experiencia de un misionero ayuda a hacer frente a estas culturas».

Phoenix es uno de los mejores destinos en los EE.UU. para los refugiados. Huffman, que ahora sirve con Drue como representante nacional de Ministerios Étnicos de los ministerios intercuturales de Misiones E.U.A. de las AD, dice que pocos inmigrantes conocen a un americano que sea cristiano y esté dispuesto a compartir su fe.

En 2011, los Huffmans fundaron Phoenix Refugee Ministry, un programa que funciona para cerrar esa brecha al hacer conexiones en los niveles más prácticos. Los trabajadores del ministerio forman relaciones con los inmigrantes y refugiados, ofreciendo clases de inglés como segundo idioma de manera gratuita en las casas, visitando los complejos de apartamentos para sostener los ministerios de niños, y simplemente estando disponibles para ayudar a los recién llegados con el papeleo de gobierno, transportarlos a visitas al médico, amueblar los apartamentos, y en las necesidades diarias. 

Al conocer a los inmigrantes y refugiados mediante una relación, dice Huffman, su equipo construye conexiones que pueden abrir puertas para compartir el evangelio.

«Mi trabajo es compartir el evangelio con ellos», dice Huffman. «Dejaremos que el Señor haga el resto».

El ministerio también trabaja para levantar pastores y congregaciones de los diferentes grupos étnicos. Dentro de Phoenix, dice Huffman se han fundado 18 iglesias étnicas. Las congregaciones incluyen etíopes, Birmanos, nepalíes, árabes, rumanos, ghaneses, y congoleños.

El misionero asociado de E.UA. Chin Khai, quien se desempeña como coordinador nacional de las iglesias de Birmania en los Estados Unidos, trabaja para fundar congregaciones birmanas para los inmigrantes y refugiados y para ayudar a los pastores a obtener credenciales a través de las Asambleas de Dios.

Khai, que ha ayudado a fundar una iglesia Birmana en Phoenix, dice que ve muchos recién llegados que están abiertos al evangelio y necesitan un apoyo que la iglesia puede proporcionar.

«Varias personas reciben la salvación de Cristo donde se lleva a cabo la fundación de iglesias», dice Khai.

La parte del ministerio de los niños, los narradores de Dios, han formado equipos que viajan dos veces al mes a tres complejos de apartamentos de la zona, donde los cristianos comunican verdades de las escrituras a través de historias, canciones y espectáculos de marionetas. Huffman se basó en la idea de cuando él y su esposa trabajaron con una iglesia rumana para alcanzar a los gitanos, los niños y sus familias.

«Si podemos plantar la Escritura en esta joven generación de refugiados, sólo Dios sabe lo que ocurrirá en el futuro», dice Huffman.

Phyllis Bonifacio, que ha trabajado con el Ministerio de Narradores de Dios por más de tres años, dice que los niños están listos para escuchar y memorizar versículos de la Biblia, y los padres a menudo los acompañan.

«Cuando empezamos a ir al complejo de apartamentos, había una gran cantidad de dudas de parte de los padres sobre dejar participar a sus hijos», dice Bonifacio. «Pero a medida que pasa el tiempo, comienzan a vernos como amigos».



Lea este artículo en inglés/Read this article in English

Authors: Ian Richardson