Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias RSS Feed

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















Con 87 años y medio, Manuel De Jesús Cruz, el pastor principal de la Iglesia Pentecostal Hispana Bethel en Lakewood, Nueva Jersey, no tiene concepto de retirarse.

De hecho, la iglesia acaba de desembolsar $790.000 por la compra de veintitrés acres para construir una nueva instalación. Son $790.000 en efectivo, lo cual es un gran logro considerando que la congregación ni siquiera podía recaudar $3.000 para reparaciones en el techo cuando Cruz comenzó como pastor hace veintinueve años.

Por supuesto, Cruz asumió el control de la iglesia cuando sólo asistieron dieciocho personas. Ahora asisten unas setecientas cincuenta todos los domingos.

Cruz aceptó con entusiasmo el trabajo pastoral que nadie más quería, tres años después de emigrar a los Estados Unidos desde la República Dominicana. En la República Dominicana, Cruz sirvió como superintendente de las Asambleas de Dios. Cuando llegó a los Estados Unidos, fue a trabajar a una fábrica.

El puesto para ser pastor venía lleno de señales de advertencia: la iglesia se reunía en una peligrosa zona con alta criminalidad. Una división había dejado a la congregación tambaleándose, y sólo permanecían unos pocos asistentes. El edificio en sí se había desmoronado hasta el punto que el condado amenazaba con condenar a cerrar la estructura a menos que las reparaciones comenzaran de inmediato.

Cruz pensó que lo primero en arreglarse debía ser el techo de la iglesia y que ese esfuerzo de buena fe evitaría la acción gubernamental. Para la renovación se necesitaba un estimado de $3.500.

«Para nosotros era una cantidad enorme, no teníamos nada», recuerda Cruz.

Por lo tanto, Cruz solicitó un préstamo al Distrito Hispano del Este. La oficina aceptó prestar $3.000. De alguna manera, los congregados recaudaron entre ellos 500 dólares para completar lo necesario.

Poco a poco la iglesia hizo las renovaciones necesarias, y la congregación creció.

«Las personas evangelizaron, discipularon a los nuevos creyentes y realizaron actividades comunitarias», dice Cruz.

Hoy en día, están representadas en la Iglesia Pentecostal Hispana Bethel diecisiete nacionalidades hispanas. La mayoría proviene de México, y muchos son inmigrantes de bajos ingresos.

Cruz puede sentirse identificado. En los años ochenta quiso mudarse a los Estados Unidos para tener una vida mejor para sus hijos. Larry Cederblom, entonces misionero en la República Dominicana con Misiones Mundiales de las Asambleas de Dios, lo ayudó en su causa.

Ahora, Cruz, Candida, su esposa de casi 60 años, sus cinco hijas, tres hijos, veinticinco nietos y diez bisnietos, todos viven en Estados Unidos. Cruz dice que todos sus hijos están sirviendo al Señor.

La primogénita, Rodys Morales es la pastora asociada a tiempo completo en la Iglesia Pentecostal Hispana Bethel. Durante los últimos quince años, Morales ha trabajado en la consejería, la predicación y la enseñanza. Ella estima que tres cuartas partes de la congregación son hablantes de español solamente.

Su hermano de cuarenta y cuatro años Isaac S. Cruz es pastor de Iglesia Pentecostal Bethel en Lakewood, una de las tres iglesias afiliadas que la Iglesia Pentecostal Hispana Bethel ha comenzado.

Manuel, que todavía está muy activo, dice que permanecerá en el púlpito hasta el día de su muerte. Algunos domingos él predica tres veces en la Escuela Dominical, el servicio regular, y en una de las congregaciones que han abierto.

«El Señor provee la energía», dice Cruz.

Tan pronto como el gobierno del condado apruebe los permisos, comenzará la construcción de un nuevo edificio a sólo una cuadra del actual edificio. Cruz anticipa que el nuevo santuario tendrá 1.200 asientos.

Según Manuel A. Álvarez, superintendente del Distrito Hispano Este, los esfuerzos ministeriales que Cruz ha ejercido en las últimas tres décadas son una bendición.

«Tiene hambre de ganar almas para el Reino», dice Álvarez, de 58 años. «Él tomó una iglesia moribunda que estaba en pedazos y no le importó como lucía. Ahora hay una iglesia fuerte, y que todavía está en construcción».



Lea este artículo en inglés/Read this article in English


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Quiero seguir a Cristo como mi Salvador:

a.  Admite que has
     pecado.
     (1 Juan 1:8)

b.  Basa tu fe en el
     Salvador.
     (Juan 3:16)

c.  Confiesa tus pecados
     y apártate de ellos.
     (1 Juan 1:9)

Cómo seguir a Cristo

Nuestra misión

Las Asambleas de Dios está comprometida a cumplir una misión, siendo nuestra principal razón de ser:

1.  La evangelización del
     mundo

2.  La adoración a Dios
3.  El discipulado de los
     creyentes

4.  Mostrar compasión

Buscar una palabra
o un pasaje en la Biblia


BibleGateway.com